Blogroll

jueves, 26 de abril de 2012

Tiran perros vivos para alimentar a cocodrilos en la Ciénaga de Zapata

[26-04-2012]
Joisy García Martínez y Carlos B. García Ocampo
(www.miscelaneasdecuba.net).- Voz, por los que no la tienen. Ventana al futuro.

El justo cuida de la vida de su bestia, mas el corazón de los impíos es cruel.
Proverbios 12: 10

En esta vida que transitamos, como promedio general, entre unos 70 u 80 años, Dios en su sabiduría y perfección, creó como a hermanos existenciales menores a los seres vivos que nos acompañan diariamente, tanto para ayudarnos a vivir, embellecernos la vida, o como alimento, para lo cual no sólo exige humanitarismo, sino también no derroche, no depredación.

Debido a la sostenida hambruna social, la carencia notoria de alimentos, tanto y más para los animales, la carestía de la vida aciaga por la responsabilidad de un régimen político que tanto ofreció y tanto nos ha arrebatado, reflexiono en torno a los que quizás más han sufrido, nuestros animales.

Duele ver la absoluta irresponsabilidad e impunidad con que muchos dueños maltratan, matan o dejan ciegos, lisiados, cojos etc. a sus propios animales, los cuales no pueden defenderse ni tener voz, y sin lamentablemente tener a nadie que haga nada sustancial, que los alivie de tanto martirio.

Recientemente, se supo que en la Ciénaga de Zapata, en cierto criadero de cocodrilos los alimentaban con perros vivos. Como verdugos gratuitos observaban el sufrimiento canino y disfrutaban de las horribles orgias de sangre noble e indefensa. Ante la vista pública y sin pudor vergonzoso, hay quienes apalean a cansadas y hambrientas bestias mal alimentadas, caballos, bueyes, perros etc.

Se sabe, que no pocos cuatreros en su afán de robar carnes en peligrosa apropiación provocada por la ineficiencia productiva, e injusta distribución, en ocasiones aun con el animal vivo, le arrancan miembros, dejándolos que mueran lenta y desgarradoramente, lo que además muestra el subdesarrollo espiritual y humano de algunas personas sin corazón y gandinga. Devenidos hombres nuevos de lo que sería el futuro, nuestro traumatizante hoy.

Con un profundo talento de perfeccionamiento social, la oposición pacífica ha venido desarrollando su programa de fortalecimiento de la sociedad civil, que con toda maldad política totalitaria fue básicamente destruida, para con ello, en total estado de indefensión, cada individuo, colectividad, etc., dependiera de la voluntad hegemónica de la prepotente y siempre parcial conveniencia gubernamental.

Si alguien quisiera saber qué es estado de indefensión por destrucción de la sociedad civil, debe analizar muchísimas indefensiones de aquellos que caen en la impotencia de depender de la “justicia” siempre parcializada para los que disienten y que son tratados peor que ilotas en la época del imperio romano, pero en este caso siendo  ciudadanos.

Aquel abusador y oportunista concepto de “dentro de la revolución todo, fuera de la revolución nada” tiene muchas aristas, todas cortantes y peligrosas para el ciudadano de a pie. Por eso el pueblo ha sufrido el bloqueo gubernamental de no poder crear cuanta organización o asociación, que persiga una finalidad socialmente utilitaria, independiente de la política oficial vejatoria y prepotente.

Lo anterior incluye el impedimento de la creación de una fuerte asociación nacional de protección a los animales, más allá de lo que ha sido la vitrina del totalitarismo sobre vedas de caza y pesca, sólo prohibidas realmente para los de a pie, pues sobradamente bien se conoce, que los iguales no igualitarios gozan entre sus múltiples dulcísimas mieles del poder de los privilegiados cotos de caza y pesca, como las existentes en las reservas para caza de ganado mayor en Holguín, Pinar del Rio y toda la cayería de la zona sur de la Isla-Finca del reino castrista.

La sabiduría de la vida está probadamente recogida en los múltiples libros sagrados existentes, comenzando por la Biblia con las exigencias y tendencias al trato humano a todos los animales.
Hay muchas citas, observaciones, etc., que obligan a la humanización del trato y por ventura, en las verdaderas democracias, las organizaciones de los sistemas civiles para la protección de los animales, son tan fuertes, que no pocos impíos tienen temor a enfrentarlos, con maltratos indebidos, toreos ilegales, cazas prohibidas, peleas de perro, etc., o por el placer diabólico de verlos morir por la muerte en sí misma.

Es por todo esto y mucho más que en una futura sociedad cubana democrática, libre y humanizada, deberá organizarse, para proteger a esos hermanos menores vivenciales, que no sólo los proteja contundentemente, sino que nos entregue ese lado de felicidad que brinda el ver y ayudar a hacer felices a todos los que nos rodean.

Tanto abuso y criminalidad contra los animales, con su impunidad creciente, es una prueba más de la incapacidad estatista del totalitarismo para abarcar el todo de la sociedad civil, que en este campo como en el político, económico y social, ha conducido al país a una catástrofe. Avanzar en este sentido y defender a los que no tienen voz es nuestra obligación, acción que nos permitirá acercarnos a la dañada expectativa de aspirar a una mejor nación.

martes, 17 de abril de 2012

La República Surrealista de Cuba.


La República Surrealista de Cuba.

Ocala, EEUU abril de 2012.
Carlos B. García Ocampo.

"Las dictaduras fomentan la opresión, las dictaduras fomentan la crueldad; más abominable es el hecho de que fomentan la idiotez”.
 Jorge Luis Borges 1899-1986.

Cuando la constitución de 1976, como una demagógica forma de justificar una "aprobación popular" circuló un proyecto, que manipulado luego fue ajustado conforme a los designios consabidos del monarca en jefe. No fueron pocos los patricidas que propusieron, no teniendo mejores ideas, anteponer al nombre de Cuba, el calificativo de “socialista". Dado los hechos ampliamente conocidos, ahora les propongo agregar el vocablo de “Surrealista” a la denominación de República de Cuba, por ser más adecuada.
A principios de los 90 corrió un chiste curioso. Dado que todo lo malo hecho por la cúpula gobernante, siempre responsabilizaba al bloqueo-embargo, referían jaraneando que a una supuesta huida y declaraciones radiales en Miami, nada más y nada menos que del ex-presidente vitalicio en Jefe, el mismo reconocía que: "en mis más de 30 años como agente de la C. I. A...” y continuaba manifestando todo el daño consciente hecho encubiertamente al país y pueblo, como aguda ironía de tanta incapacidad administrativa, que ahora se pretende resolver, pero sin apuros.
Cuando no hay acceso a estadísticas confiables y no se persigue la finalidad de un análisis especializado, es lícito usar cifras relativas para mostrar surrealismos patéticamente exactos.
En 1960, 1er año del noviazgo pueblo- gobierno socarrón, año de los fusilamientos al por mayor, como seducción del ingenuo y engatusado proletariado, se dispuso por decreto que para esas navidades, con el dinero de los dueños de negocios, se entregaran a sus trabajadores un aguinaldo familiar de $25.00 pesos, lo que equivalía a igual en dólares, pues estaban a la par. Después, el mismo que aprobó lo anterior con el dinero ajeno, no solo hizo lo mismo cuando se apropio de todo en el nombre del pueblo, sino que nos prohibió las navidades, y para colmo congeló el aumento de salarios por décadas. ¿Subrealismo?
El pueblo embaucado por tantas promesas, luego incumplidas, no solo ofreció su casa a quien luego en la práctica se apodero de sus derechos legales sobre la propiedad, venta, compra etc. sino a quien también se apodero de las calles, parques, plazas, familia, economía, libertad de expresión y de todo lo poco que teníamos.  ¿Subrealismo?
El slogan "sin azúcar no hay país" irónicamente lo hicieron realidad, pues a pesar de que desde hacía más de dos siglos Cuba había mostrado al mundo como orgullo nacional a la industria azucarera -con sus más de 150 centrales con producciones de hasta más de 5 millones de toneladas anuales- , nos anticipaban la devastación del país. No fueron pocos los fusilados y condenados a más de 30 años, por el solo hecho de cualquier daño doloso que se detectara en el área industrial, plantaciones o sistema azucarero. Y ese mismo poder fundamentalista, es el que nos condujo a tal destrucción, que luego de más de 50 años bajo catastrófica dirección, ha reducido la capacidad productiva a menos de 45 centrales, que se traduce a alrededor de solo 1 1/2 millón de toneladas, para increíblemente transformarnos en importadores de azúcar. ¡Nos dejo sin azúcar y sin país!  ¿Surrealismo?

En 1959, pese a la guerra civil, la economía era tan solida, que no existía a saber, deuda exterior significativa. Ahora se estima que es de más de 33 mil millones de dólares, lo que significa para los 11 millones de habitantes, “testaferros y opositores por igual”, que constan con una carga o súper habit de 3 mil millones por cada habitante. ¿Surrealismo?

¡Cuánta hambre, escaseces, infortunios, muertos, carestías, dolores familiares para estar mucho peor! ¡3000, 000’000! Y básicamente tanto desastre se quiere justificar con la necesidad de armamentos y preparación para la defensa, cuando la realidad es el estricto cumplimiento del postulado de Maquiavelo al príncipe de buscar un enemigo exterior que justifique el armamentismo interior, pues hasta los más bobos saben que ni en el momento más preparado, este pequeño país caribeño hubiera sido menos que una merienda corta para el coloso del norte.  ¿Surrealismo…?

De algo más de 6 millones de cabezas de ganado vacuno, uno de los productos más restringidos en más de 50 años en la mesa del cubano en general, excepto para la cúpula y sus principales privilegiados, en lugar de haber crecido, se ha reducido a  alrededor de 3 millones, lo que de haber crecido, dada la gran restricción a una cabeza por cada cabeza, cada 10 años en más de 50 años  debería acercarse a 30 millones, Ejemplo; de 1960 - 1970=  de 6 a  6 millones= 12 millones, del 70- 80= 12+ 6= 18 millones  del 80-90=18+ 6= 24, del 90-2000=  de 24 + 6= 30 etc.… Y todos los demás años de ventaja para justificar lo que se quiera. ¿Como entonces ahorrar para tener menos, cuando el pueblo de Cuba casi ya no sabe ni lo que es ese raro comestible? ¿Surrealismo?
Y ni hablar del ganado menor, que escasea hasta en las montanas. ¿Qué de aquellas promesas de hacer un país desarrollado en 20 años, en lo que los salarios y crecimiento económico de vida se detuvieron y retrocedieron sustancialmente? En los países comparables, prósperos, se ha elevado de 20 a 25 veces en profesiones y oficios equivalentes, no solo no aumentó, sino que se redujo el poder adquisitivo situándonos entre los países más pobres del hemisferio.  ¿Surrealismo?
En 1960 un barrendero de un intrincado central azucarero ganaba un promedio de $ 4.00 dólares al día, un soldador $ 8.00 etc.… es decir, el barrendero $ 20.00 semanal, el soldador $80.00 quincenales aproximadamente. Tal salario no lo gana hoy un profesional de primera categoría, en increíbles 50 años, debido a la depreciación del peso a 5 centavos de dólar, y el incremento casi absurdo de los precios, es decir, un país prospero al que tanto se le ofreció, fue convertido en un país de hambrientos, oportunistas y pordioseros. ¿Surrealismo…?

Ya nuestro país no es un país en ruinas, sino las ruinas de un país, y los que lo dirigen dicen conducirlo a mas “socialismo”, lo que significa más catástrofe, cuando se analiza cualquier aspecto como por ejemplo:
 -- La producción en general, la agricultura, la infraestructura toda, la construcción, servicios, instalaciones, medios productivos, etc.… son insuficientes, deficientes, ruinosos, anticuados y deteriorados.
-- Generación de insumos, utilerías domesticas e industriales, manufactura de todo tipo, pésimos y escasos.
-- Desarrollo tecnológico e industrial etc. igual o peor a lo anterior.
-- Un sistema médico sin medicinas, ni instrumentos de uso común, hospitalarios y domésticos, sin surtidos, avituallamientos ruinosos etc., excepto para la cúpula, siempre sostenida como lastre en un buque que se hunde, pero con náufragos inocentes.
-- Un sistema deportivo en desnutrición e igualmente carente de lo básico.
-- Transporte en agonía total, pública, hospitalaria y privada, etc.
-- Explosión delictiva en crecimiento sensible, alcoholismo, drogadicción, prostitución, proxenetismo, asaltos, asesinatos, corrupción de funcionarios, empleados, etc.
--Vías públicas intransitables y deficientes señalizaciones.
--Cárceles que son comparables con los campos de concentración, donde la vida, la salud, la dignidad humana de los reclusos no valen mucho, y donde las golpeaduras con cualquier tipo de instrumento, torturas es el pan general de cada día en medio de una hambruna, lastimosa. ¿Surrealismo…?
Destrucción de la vida espiritual, no solo por promover por años y pregonar la no existencia de Dios, enseñando que la Sagrada Biblia  no es más que una recolección de mitología antigua, sino sembrando el odio interfamiliar y social por razones políticas-ideológicas, lo que tendría menos importancia, si no fuera porque el responsable máximo de esta debacle, ateo, excomulgado, y ya sin cargo público,  hubiera recibido el privilegio de recepción y entrevista con el máximo jerarca de la iglesia en visita reciente, que le fuera negada a opositores pacíficos, probadamente practicantes de la fe. ¿Surrealismo…?
¿Salud y educación gratis?...  falsedad de falsedades, posiblemente las más caras del mundo, pues en última instancia un gobierno es dirección y administración, nunca producción, quien lo es en primera y última instancia es el pueblo, jamás un buey o una vaca entregaron el dinero al veterinario, o al peón que lo enseña a arar, pero son los que en esencia lo pagan. El pueblo cubano no solo los paga como animales domésticos, salvando la distancia respetuosamente, soportando no solo una vida de angustia y vicisitudes, sino soportando los privilegios de los iguales no igualitarios, de los privilegiados de la cúpula y sus principales, con una increíble vida de pordioseros ¿Surrealismo o no?.
Y para colmo el que nos embarco, se retira del juego, y nos deja al mando a su segundo en todo, es decir, también en la corresponsabilidad de tanto desastre, que luego de 6 años, periodo de gobierno de cualquier presidente electo democráticamente, sigue diciendo ser enemigo acérrimo de la velocidad, en resolver los males que agobian a todo un pueblo en desesperación, quien mostrando su indiferencia a su impopularidad establece para colmo la línea de mano dura, en su nivel más alto, contra el pueblo, quien es el soberano, en su derecho legitimo de expresarse, disentir y protestar.  ¿Surrealismo o qué?
Si el mal de todo es un supuesto bloqueo inexistente, si el país tuviera el dinero y crédito del que carece para comerciar en la mayoría de los países, bloqueo que en nada afecta a "las mieles del poder" de la cúpula gobernante, que ni lo vence ni lo sufre, ni abandona el poder ni tiene apuro en resolverle al pueblo su agonía, ¿por qué no confraterniza? Y si no confraterniza con el " enemigo terrible e irreconciliable" en lo relativo a lo que más daño le hace al pueblo, porque si en tantos otros aspectos son tan mansos, tan blanditos, como acuerdos secretos hasta para hacer dulce, conversaciones en la Base Naval de Guantánamo, -con su incumplimiento de liberación incumplida, dicho sea de paso-, compras al cash como a usuario dudoso, de alimentos y medicinas etc.  Principios para unos aspectos y blandenguerías con otras. Por esto y más propongo agregar la palabra “Surrealista” a la denominación de República, o de Macondo Sufrido del Caribe, porque hemos sido convertidos en una especie de híbridos, entre ilotas y parias, pero todos no somos idiotas.
Si todo lo anterior no es suficiente para mostrar a tantos barriguistas y cipayos, que no tienen razón para tanta soberbia, sordera, silencio y ceguera, estaríamos lamentablemente ante un caso de idiotez colectiva. ¿Surrealismo, no les parece?


martes, 3 de abril de 2012

Costo- beneficio, derecho-libertad.


La Habana, Cuba, abril de 2012
Joisy García Martínez.

Twttear desde un teléfono móvil en Cuba es desmedidamente costoso, casi imposible, y solo comparable con la desecación de la Ciénaga de Zapata, la erradicación de la prostitución, el analfabetismo cibernético o el juego prohibido.   

Escribir 140 caracteres a través de un teléfono celular en Cuba, por muy sencillo que esto parezca, es un lujo que pocos pueden darse y son pocas las personas que gozan del privilegio de poder acceder a la red social Twitter por los altos precio de este servicio en la telefonía y los hoteles. Una hora de acceso a internet en uno de los cibercafés, que cada vez proliferan más en las principales ciudades cuesta entre unos seis y ocho dólares, lo que representa una fortuna si se analiza que el salario promedio mensual de un cubano común es de alrededor de 20 dólares.

En la isla son pocos los que cuentan con una computadora de calidad en sus hogares. Los que logran romper la limitante de ese bloqueo interno y hacerse de un equipo de cómputo, después tienen que lidiar con las inexistentes conexiones en los hogares y los altos costos para navegar por internet en la isla. Pese a que redes sociales como Twitter y Facebook no están bloqueadas por el gobierno cubano, como algunos otros sitios de naturaleza critica y disidente, para un cubano promedio el acceso a éstas, fuera de los vigilados centros educativos se convierte en un lujo que la mayoría no se puede conceder. Pero ante estas trabas los blogueros críticos cubanos que son activos en sitios como Twitter han hallado algunas alternativas, que si bien siguen siendo costosas, nos permiten acceder con mayor frecuencia a la red y expresarnos.

Esta alternativa se da a través de mensajes de texto de 140 caracteres enviados vía celular y que posteriormente se publican en las cuentas del portal de microblogging. Participar en la red social de esta manera cuesta un peso convertible, alrededor de 24 pesos en moneda nacional, por cada tweet enviado, algo que muchos llaman "el lujo de la expresión".
Ésta opción, por ser la más costosa, es la que menos empleamos algunas decenas de cubanos que tenemos presencia en la red. El acceso a Internet y en especial a esta última alternativa de las (tic) en nuestro país es tan escasa como la carne de res y la tolerancia. Los oficialistas dicen que en la isla no se limita el acceso de los cubanos a las redes sociales, y que plataformas como Twitter y Facebook no tienen acuerdos con la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba para permitir el servicio gratuito de mensajes a esas redes desde teléfonos celulares, pero lo real es que la comunicación es compleja y excesivamente costosa para la ciudadanía en pleno siglo XXI. Cuestión esta que me hace cuestionar la supuesta función social del monopolio Telefónico cubano. 

Esta reflexión me hace recordar la solidaridad demostrada por una persona que hace poco tiempo me recargo el teléfono celular desde la internet, por lo que pude trasmitir por Twitter lo más esencial de la huelga de hambre emprendida por el doctor Jeovany Jiménez vega en Wanajay el mes de marzo. Gracias, acciones como estas me hacen pensar que los que queremos comunicarnos y expresarnos a través de las (tic) en Cuba no estamos solos, pero que debemos analizar el costo- beneficio, derecho-libertad que esta opción nos brinda.
 

Una entrevista impostergable a Jeovany Jiménez Vega

La Habana, Cuba, marzo de 2012
Joisy García Martínez.

Entrevista de El Pensador.
Praxis: es práctica, vida cotidiana. Surge en calidad de complemento para nuestra publicación El Pensador en su decimo aniversario. Será informativo mensual sobre temas puntuales. Si El Pensador se dedica a las ideas, teorías, conceptos y definiciones, al pensamiento en general, Praxis recorrerá el andar, las vivencias cotidianas, las noticias de los hechos.
Entrevista realizada por el Informativo mensual de El pensador de Wanajay en su Edición Especial Praxis al doctor en huelga de hambre Jeovany Jiménez Vega.
Un acontecimiento inédito por la responsabilidad social que ha asumido gran parte del pueblo guanajayense y en especial un sector importante de la Iglesia católica merece unas líneas de su protagonista.
dRD.- ¿Por qué otra huelga de hambre?
J.J.V.- No comparto la huelga de hambre como método de lucha o denuncia social, lo considero incivilizado pues atenta contra la vida, pero a su vez hay que reconocer que es usado solo cuando es igual de incivilizado el poder que se nos opone. Si en nuestro país imperara un Estado de derecho semejante conducta no fuera necesaria, pero a ella se acude cuando el ciudadano se ve aplastado por un poder que lo sobrepasa, sabiéndose víctima de una injusticia ante la cual agotó completamente cualquier recurso posible para su reparación.
dRD.- No sabemos si eres cristiano, pero ¿Qué sientes por este acompañamiento especial de la Iglesia, sacerdote, Obispo, religiosas, laicos, prensa católica? ¿Están mediando en tu reclamación?
J.J.V.- La relación Estado-Iglesia Católica en Cuba hoy es muy compleja y polariza fuertemente las opiniones. Aquí solo me gustaría agradecer las profundas muestras de apoyo que me ha mostrado la comunidad católica de Guanajay, el Padre Carreró, las hermanas Escolapias y el Obispo Serpa, preocupados y ocupados en ayudarme, comprometidos en acciones concretas. Igual agradezco al resto de las congregaciones religiosas, también atentos y orando con fe para que todo se resuelva.
dRD.- ¿Por qué reclamar un trabajo cuyo salario no alcanza para vivir?
J.J.V.- No hay que confundir para nada el poco respeto mostrado por nuestros gobernantes o las autoridades del MINSAP hacia los profesionales del sector, con el amor que sentimos por la profesión a la cual le consagramos nuestra vida. Si este gobierno encuentra recursos para pagarles miles de pesos a otros sectores, pero no los encuentra para retribuir a un medico que salva vidas, será vergüenza para él. Yo vivo orgulloso de mi profesión.
dRD.- ¿Has notado rechazo o quizás mucho más apoyo por parte del pueblo a tu reclamación? ¿Te persuade o te reafirma en tu opción?
J.J.V.- Algunas personas pueden opinar sin conocer las interioridades del caso, pero cuando se asoman y descubren la verdad quedan estupefactos. Por lo general, el pueblo de Guanajay sabe bien que está ante una gran injusticia y generalmente me ha mostrado un apoyo palpable y sincero. Me siento hijo de este pueblo. Todo este apoyo me ratifica en mi justo propósito.
dRD.- Algún otro mensaje final.
J.J.V.- sueño con el día en que ningún cubano acepte algo o haga concesión alguna si esta le cuesta un grano de dignidad. Se trata de poner la dignidad humana por encima de todo.
Autorizada la reproducción por los autores de la entrevista y el entrevistado.

Praxis.

La Habana, Cuba, marzo de 2012
Joisy García Martínez.

En el municipio Wanajay, perteneciente a la provincia de Artemisa desde hace 19 días una sonada huelga de hambre protagonizada por el doctor Jeovany Jiménez Vega es el bocadillo de sus habitantes. Un acontecimiento inédito, que por la responsabilidad social que ha asumido él, una parte del pueblo guanajayense y un sector importante de la Iglesia católica es digna de destacar.

En la Edición Especial número 8 del Informativo mensual El Pensador, la Iglesia católica de Wanajay, hace alusión en su espacio llamado Praxis al galeno en huelga, y comienza citando un versículo de (Mt. 7.9-10) ¿Acaso alguno de ustedes sería capaz de darle a su hijo una piedra cuando le pide pan? ¿O de darle una culebra cuando le pide un pescado? Y continúa:
Si un trabajador pide aumento salarial, el jefe debe consultar al hombre o mujer si lo pagado hasta el momento no le alcanza para vivir ni mejorar paulatinamente, o si quiere enriquecerse por encima de los demás. Puede preguntar otras cosas más, incluso decirle que ahora no se puede incrementar salarios, debido a ciertas circunstancias financieras, siempre dando el ejemplo como jefe. Pero no debe en modo alguno, al menos en pleno siglo veintiuno, expulsarlo del trabajo por ello, ni mucho menos invalidarle su título profesional como castigo. Menos todavía se entiende, si la petición del aumento salarial estuvo apoyada por otras decenas de trabajadores.

Una acción con esas características negativas no goza de ningún sentido común. Recientemente el Cardenal en una alocución televisiva sobre la próxima visita del Papa Benedicto XVI dijo a su modo, entre otras cosas, que el autoritarismo niega la verdad.
La decisión de recesar en sus funciones a los galenos Rodolfo Martínez Vigoa y Jeovany Jiménez Vega, fue tomada por el entonces Ministro de Salud Pública, Dr. José Ramón Balaguer Cabrera, inhabilitando incluso sus títulos universitarios por tiempo indefinido. Es un evidente escarmiento para los demás, sobre todo, pues el reclamo salarial que emprendieron ambos médicos estuvo respaldado con la firma de unos trescientos trabajadores del sector de la salud cubana.

¿A dónde va la vida del país si sus ciudadanos no pueden ejercer criterios ni tampoco derechos amparados constitucionalmente? ¿Hay que esperar siempre en silencio y con miedo a que un jefe iluminado reconozca los casos de precariedad de la ciudadanía y desee cambiarlo?

Esta decisión negativa aun yace vigente en los archivos del Ministerio de Salud pública, rama de la cual se enorgullece el gobierno cubano por su capacidad de servicio al pueblo y al mundo. Ya han pasado casi tres semanas desde que el médico Jeovany Jiménez Vega inició por tercera vez una huelga de hambre como medio de reclamo. Recapacitar es de sabios pero es mejor verlo como un acto de buena voluntad y de justicia por parte del gobierno cubano. Gran parte del pueblo de Guanajay y de otros lugares esperan la única decisión positiva y posible: Rehabilitar a los médicos en su trabajo.


 

La patria es ara y no pedestal.

La Habana, Cuba, marzo de 2012
Joisy García Martínez.

La patria necesita sacrificios. Es ara y no pedestal. Se la sirve, pero no se la toma para servirse de ella.
José Julián Martí.
Sin esconderse como un criminal, sin violar ninguna ley establecida por las autoridades, y con toda la transparencia del mundo, Jeovani Vega Jiménez y un colega se decidieron a recoger firmas para expresar la inconformidad de "algunos" con un inmisericorde aumento salarial estatal que habían establecido en su sector, pero que no resolvía la indiscutible insatisfacción de los profesionales y trabajadores del Ministerio de la Salud Publica de su localidad.
Lo cual  me hace reflexionar la diferencia entre opositores pacíficos que dentro de Cuba, publican- con relativa tolerancia - escritos cibernéticos, o publicaciones virtuales en la internet, literatura contestataria y ciudadanos que también en acto pacifico simbólico, recogen firmas y peticiones legalizadas por la constitución vigente en su artículo 63, pero que muy pronto serán satanizadas, lanzando al aire unas luces de bengala libertaria, que apenas pocos ven, y que sin embargo mueve reproches del mismo prepotente y abusador poder descomunal del totalitarismo, que un día se decía ser " dictadura del proletariado" y que en verdad lo fue ...y que seguirá siéndolo, hasta su vislumbrado aterrizaje forzoso.
¿Cuál es la diferencia entre dos actos pacíficos, uno, de cientos de artículos, noticias y comentarios y otro, de unas pocas firmas de ciudadanos indignados, que al poco tiempo nos demuestran que la patria ha sido secuestrada?
El primero lo hacen verdaderos leones en cautiverios, rugen enjaulados, débiles de alimentos, literalmente hablando, y con apoyo insuficiente. Abusados en la injustica del circo de la Patria nuevamente hecha pedestal. Controlados, expedientados, acosados, acechados, indefensos ante el inescrupuloso poder que nos quiebra hasta los huesos impunemente en las calles y aun más expuestos a esos pedazos de inmisericorde infierno, llamado cárceles, donde la maldad se multiplica al punto de perder la razón, bordeando el suicidio, donde se enferman sin atención medica eficiente y convertidos en burdos objetos de provocadores especialmente azuzados por los carceleros, a tal fin. Y sobre todo, siempre bajo la egida de la apocalíptica frase coaccionadora, nunca derogada de "primero rodaran las cabezas de nuestros enemigos"
Los otros son, los leones libres, los más temidos, los que en su libertad de movimiento y acciones esporádicas, como en la selva de la vida, del cirquero despiadado, no pudiendo prever en toda su magnitud y peligrosidad, pueden darles zarpazos de fondo. Lo que les hace aflorar su verdadera veta de víbora ponzoñosa, crueles pávidos que cada vez más cercanos al ciclo que se cierra, circulo histórico que decían venían a cerrar de los Salas Cañizares, los Mansferrer, los Sosa Blanco, etc., en una procesión creciente de sabandijas mayores y menores, que son tal vez los que aceleran el final de tanta vileza, corrupción e injusticia, hacen de la Patria no ara, sino pedestal,  porque el ara es lo sagrado, y sagrado es, pero el pedestal, puede fácilmente convertirse en patíbulo justiciero o picota pública , el día en que todos los leones rujan al son de la libertad.
El Dr. Jeovani Jiménez Vega cumplió el 21 de marzo 16 días en huelga de hambre, hasta ahora ningún funcionario del MINSAP o aquellos que dicen ser servidores públicos le ha respondido a su noble causa, que digo causa, su elemental derecho, el más digno, a su trabajo, demostrándonos que la patria erradamente es hoy pedestal, pero para los que viven de ella, los indiferentes cómplices de tan cruel maldad.