jueves, 23 de febrero de 2012

Galgos, galgos y más galgos.


La Habana, Cuba, febrero de 2012
Joisy García Martínez.

En el periódico Granma del día lunes 23 de enero, un extenso artículo del exjefe de la Sección de Intereses de Cuba en Washington (1977-1989) y Viceministro de relaciones Exteriores, Ramón Sánchez, hace alusión a la incuestionable victoria de Newt Gingrich en las primarias de Carolina del Sur (South Carolina) en los EEUU. Su autor, quien sin dudas es uno de los privilegiados en lograr acceder y olfatear la información que se nos obstaculiza a la mayoría de los cubanos que intentamos curiosear más allá de lo permitido a nuestras narices, compara las primarias estadounidenses con una fábula del poeta y traductor español Tomas de Iriarte (1750-1791) en la que dos conejos discuten interminablemente sobre si sus perseguidores eran galgos o podencos.

En el artículo su autor fustiga a los políticos y las bases sociales del Partido republicano y agrega: “Se ha mantenido en las primarias de South Carolina lo señalado en artículo anterior (Lo que nos dicen Iowa y New Hampshire, Granma, 13 de enero del 2012) acerca del descontento de las bases con la actuación de los líderes y la incapacidad de los “rebelados” de presentar un candidato de consenso. Cada uno de los comicios celebrados hasta el momento (Iowa, New Hampshire y ahora South Carolina) ha sido ganado por un candidato distinto pero, además, en el proceso los aspirantes han ido cayendo uno tras otro. En la boleta para las primarias republicanas de South Carolina estaban inscriptos nueve aspirantes y solo cuatro estuvieron activos. Las más recientes bajas fueron Michele Bachmann, Jon Huntsman y Rick Perry”.

La paja en el ojo ajeno.
Todos tenemos diferentes opiniones con respecto a diversos temas de la actualidad global, pero, para un actor no ajeno a la realidad política, social y económica nacional en que vivimos, o en cierto modo, para escribirlo un tanto refinado, delicado etc., hemos dejado de vivir los cubanos, es muy difícil dejar de recordar aquella frase bíblica en San Mateo 7:5 “¡Hipócrita! Saca primero la viga de tu propio ojo, y entonces verás bien para sacar la paja del ojo de tu hermano.”

Teniendo en cuenta que la falsa electoral en Cuba está por tocarnos y de la reciente ratificación del General Presidente R. Castro, de no permitir más que un solo partido en nuestro país, llámese Partido comunista de Cuba, y que acaba de ser conocida, es irónico y frustrante tener que leer este “artículo” que más bien me recuerda otra de las obras de Iriarte titulada “Hacer que hacemos” comedia en la que se retrata al perfecto fachendista, un fastuoso atareado que nunca hace nada.

Todo lo escrito sería irrelevante y superfluo, si todos los cubanos preocupados por la nación, y que miramos a las no muy lejanas “elecciones” en Cuba, no reflexionáramos y observáramos desde bambalinas, como los nombramientos en las primarias, secundarias y finales serán sencillamente representadas en la venidera obra por -como comparara el autor del artículo ¿Galgos o podencos?- Galgos, galgos y más galgos. Sin un solitario candidato de consenso, sin un sencillo dálmata, aún a sabiendas de que será hostigado por la vieja Cruela revolución, sin tener en cuenta el sencillo y antiguo vocablo “diversidad”.
El Granma de este día pasará a la historia del clásico periodismo cubano de actualidad al encontrarse en su primera página el texto editorial “Las verdades de Cuba” en el cual se da a conocer la brutal y evitable muerte de Wilman Villar Mendoza (según se comenta) en las salas de un hospital en Santiago de Cuba, con el acostumbrado lenguaje al atrincheramiento y no, a la tenaz búsqueda de la verdad y la justicia. Aspirar a mirar lo normal a lo lejano, y no a lo cercano, continúa siendo nuestra única y más querida ilusión.



jueves, 2 de febrero de 2012

¿Cómo se te ocurre, Pipe Danilo?



La Habana, Cuba, febrero de 2011.
Joisy García Martínez.

Danilo Maldonado, conocido como “El Sexto” ha propuesto, ante su insistente irreverencia al poder, una nueva bandera para Cuba y dice, ser causa de las “nuevas tendencias del pensamiento social”.

Danilo Maldonado es conocido entre los miembros de la emergente sociedad cubana como “El Sexto”. Es un joven desenfadado y alegre, que vive en Arrollo Arenas, un pueblito pequeño perteneciente al municipio de La Lisa en la capital cubana, él pertenece a esa nueva generación cubana, que un día alguien quiso definirla como: “el hombre nuevo”. Tiempo después de haber llenado la Habana con grafitis, en los que exponía su irreverencia a las autoridades, fue hace muy poco arrestado y posteriormente liberado por las autoridades.

Según explica en una tarjeta, los lazos azules de la nueva bandera son la generación que va quedando atrás en la búsqueda de la estrella de la libertad. El plano rojo representa todo el dolor y sufrimiento devenido en la búsqueda de un pueblo por su libertad. Lo blanco en honor a los caídos, a los oprimidos, y a todos esos seres puros que luchan por su libertad.

El diseño fue tratado -según el autor- de manera desenfadada y juvenil, propia de las nuevas tendencias del pensamiento social, donde la línea sinuosa va trazando un recorrido diagonal acentuando el movimiento ascendente como camino a transitar para alcanzar la estrella, libre ya del triangulo que la encerraba.

Diferentes opiniones ha despertado su “juvenil” propuesta, su irreverencia al poder y a los símbolos patrios. Sin embargo, como me dijera un excelente amigo “el también tiene derechos, por lo tanto, es lo más lógico, respetar sus puntos de vista, y rebatirlos con argumentos lógicos” aunque a decir verdad, y respetando todo punto de vista, yo en lo particular los rebatiría con argumentos históricos, siempre comprendiendo, que para que exista democracia, derechos etc.…todos debiéramos poder proponer lo que estimemos, aun a sabiendas de que nadie nos apoye.

Nota: Para más información Http ̸̸ ̸elsexto.net.tc
Correo electrónico danilomadonado83@yahoo.es




Conversando bajito.


La Habana, Cuba, febrero de 2012.
Joisy García Martínez.

Hace poco tiempo me contactó un amigo, él, que vivió años crueles de dictadura y la sufrió en carne propia con su familia, me ratificaba su solidaridad con las actividades de los blogueros, disidentes y periodistas independientes cubanos. Nos llamaba, en su misiva “inquietos seres humanos” ritmo lógico de la rueda de los cambios sociales que están por llegar. Por lo interesante de sus consejos y su vigencia, comparto con los amigos lectores unos sencillos párrafos.

Toda actividad, para ser lograda exitosamente requiere un cierto grado de apasionamiento, pero no tanto como que uno se fanatice, pero mucho menos que el fanatismo de otros, obscurezca nuestra visión. Es caer en un extremo, y todos los excesos son malos. El cerebro para pensar, el corazón para sentir.  Solo en las cosas relativas a Dios, muchas veces, hay que frenar la mente, o al menos tratar, y pensar con el corazón.
Cuando triunfo ese muerto..., yo tenía 12 años, había vivido tan mal que mi mente fue fácilmente manipulada.  Todo lo anterior era oscuridad, todo lo nuevo luz. Grave error. Uno es lo que piensa. Todo lo que me enseñaba, supuestamente era para nuestro bien y todo lo que se oponía para nuestro mal. Después, cuando, gracias a Dios pude darme cuenta de mi grave error, volví a caer en el extremo, opuesto. Grave error. No todo lo que decía era mentira, ni todo era mentira.  Todo era lo que más le convenía a su desmedida ambición de gloria, y poder material sin límite, de todo. Y todo lo que significativamente choque contra esa realidad, puede ser sencillamente eliminado, aplastado.
Si puedes, simplifica tu vida no haciendo actividades innecesarias, de tipo colectiva, que puedan infiltrarte enemigos provocadores. Sin paranoia, pero con recelos. No hagas nada ilegal, pues una de las técnicas sucias, especialmente cuando quieren “legalizar” el apresamiento no político, es conducir o inducir al delito. Después te van a tratar, en la vida practica como a enemigo real.
Si tuvieras una barra de oro, cuanto le cuidarías, mucho, Cuanto más a tu esposa. Sería muy fatal que te dividieran tu familia y hogar. Haz lo máximo posible porque no avancen en ese sentido. Es una técnica vieja y empleada. Hace mucho daño. Dicen, si desprestigian al apóstol, dañas su apostolado.

Maquiavelo, maestro de la maldad, pero con verdades humanas innegables, no teniendo nada material para ofrecer, le regalo al príncipe un libro de consejos, que paso, no por gusto a la historia. Suciedad al fin, definió lo que siempre se hizo, se hace y hará, no lo invento él. “El fin justifica los medios”. Eso quiere decir, que si pueden debilitar tu matrimonio, lo harán. En el mundo hay quienes si para obtener dinero, pueden vender las cenizas de su madre, lo harían, y al menudeo, no creas que por una mudada de 90 millas las personas cambian. El mundo es un lugar de luz y oscuridad. Solo si buscamos la luz podrá cambiar el mundo.

No puedes tener idea de lo refinadas que están las técnicas de espionaje personal y social. Se meten en tu casa, tu carro, etc. con el objetivo, no solo de revisar, sino de dejar, sofisticados aparatos que oyen todas tus conversaciones. Los videos, vía aparatos especiales, no solo teléfonos celulares, tu ubicación personal de varias formas, contra todo solo puedes defenderte de la siguiente forma: mirada casta, hablar y pensar solo lo que Dios pueda saber, lo que esté en su mandato. Nada contrario a eso da felicidad, ni escapa a la verdad, que es básica. Cuando ya estás en ese camino, se inicia el fortalecimiento espiritual, sin el cual, no hay patriota y mucho menos victoria, los abrazo, cuídense mucho y Dios los bendiga. 



Al fin sonrío este año.


La Habana Cuba, enero de 2012
Joisy García Martínez.

El miércoles pasado trataba de resolver uno de los trámites que casi todos calificamos como “engorrosos, burocráticos”, de esos, que con simplemente mencionar su nombre, hace que nos apretemos los labios, suspiremos profundamente y frunzamos el ceño. Imagino que algo similar debe pasar en muchas latitudes del planeta, cuando de trámites gubernamentales se trata, pero en Cuba, como alguien dijo “cuando no llegamos nos pasamos”. Escribiré su nombre, para que todo cubano que lea o escuche esta anécdota, en honor a sus recuerdos vuelva a sentir lo mismo. Se trata de un cambio de dirección de domicilio en el CIRP (Carnet de Identidad y Registro de Población) ¿ya suspiraron verdad?

Bueno, ahora voy a relatarles lo que me dio risa en este día, mientras esperábamos que el tiempo transcurriera sentados en el portal del local, un cuentapropista muy simpático y recurrente, que pregonaba muy alto y serenamente la venta de sus caramelos, llamaba nuestra atención, al decir en su imaginativo pregón: “Compra tu caramelito, para que se te alegre el corazoncito, dulce dulce, que te quiero dulce, de mentica y naranjita, para engordar tus piernitas y sus nalguitas”… Todos sonreímos de su inusual iniciativa, nada que ver, cosas que suceden.

El pregonero automáticamente ganó simpatizantes que le compraron sus caramelos, y al casi irse me dispuse a comprar algunos. Al pedirle los caramelos y el sabor, el en voz baja y mirando para la Estación de policías que controla “el orden interior” y que nos quedaba bien cerca nos dijo en un susurro: “Al fin puedo gritar en voz alta aquí compadre, aunque sea al pregonar la venta de mis caramelos”. Su ingeniosidad nos dio tanta gracia, que tuvimos que reír todos y urgente intervine: “¿Qué está usted queriendo decir, que vivimos en una dictadura?, porque que yo sepa, donde único no se puede gritar exigiendo lo que se quiere es en una dictadura, así que, grite usted compadre!”. Automáticamente y sin pensarlo, con voz armónica y jovial, me respondió… No, no, no, compay, eso lo ha dicho usted. Sonriéndonos ambos nos despedimos, con esa enorme mirada pícara, que nos sumió en la complicidad de nuestra frustrada falta de indignación.