jueves, 18 de octubre de 2012

Con el apagón… que cosas suceden.

 Guatao, La Habana, septiembre de 2012. Joisy García Martínez.
No es sorprendente que en mi barrio, que se encuentra ubicado muy cerca del Guatao en La Lisa, exista –en cualquier momento y a cualquier hora un corte eléctrico, y que el problema sea solucionado al próximo día, ya que los carros de la compañía eléctrica, que supuestamente resolverían el problema rápidamente, nunca aparecen a tiempo. Esto no tendría nada de particular, si tomamos en cuenta que yo vivo en la famosa Carretera de San Pedro, es decir en el campo…, en esas históricas tierras que en tiempos de antaño asesinaron al hijo de Mariana Grajales, Antonio Maceo, sitio que en épocas pasadas, por la rebeldía de los cubanos de aquellos tiempos y sus anécdotas manigüeras rebeldes nos llenaba de orgullo.

Los apagones forman desde hace años parte cotidiana de la vida de los cubanos, la llamada “revolución energética” que dirigió personalmente el coma-andante en jefe -como tantas otras cosas- nos la enviaron forzada desde por “allá arriba”. Ilusionados mis vecinos, en esos tiempos la mayoría cambiaron sus viejos pero resistentes venti-artefactos por unos chinos ventiladores que ya a todos se nos han roto. Yo personalmente, que tantos y tantos golpes e recibido, por eso de duda y espera, desconfiado como nos han obligado a ser deje en casa el mío, hoy doy gracias a Dios por haberme iluminado, nadie sabe lo resistentes que son a todos estos adversos fenómenos vivenciales, y la falta que nos hacen.

Recientemente tuvimos un señor #apagonazo, se dijo posteriormente que se extendió desde Camagüey hasta Pinar del Río. Pero nunca sabremos la respuesta adecuada a lo sucedido. No sé porqué en ese mismo instante me vino a la mente aquella ironía que circula desde hace unos años por la isla, es decir, un viejo chiste que dice: “Un día después de que los Estados Unidos decida levantar el embargo, el periódico Granma, Órgano Oficial del Partido Comunista de Cuba (PCC) en una extensa nota en su primera pagina titulará: “Nueva patraña y maniobra subversiva del Gobierno de los EEUU, en contubernio con disidentes asalariados al servicio del imperio… han decidido unilateralmente los enemigos de la revolución levantar el embargo.” Suerte que no ha sido por el momento el caso, sino, algunos de los presos no recluidos que andamos sueltos en toda la isla, pasaríamos a formar parte de los recluidos en las prisiones.

Lo curioso de cuando suceden estos apagones, es que a muchos falsos fieles de la mal llamada Revolución, a los mas vividores de toda esta sufrida historia, se les olvida la supuesta lealtad a sus reyes y mientras buscamos con que alumbrarnos, espantarnos los mosquitos y un poco de resignación, entre otras muchas maldiciones, determinadas personas mencionan hasta a la señora que trajo al mundo a algunos de los mandarines. Caso curioso el de tratar de mantenerse en dos aguas, una tan fría que hiela la sangre y una tan caliente que nos despelleja nuestro cuerpo lentamente, pero que la aguantamos, mostrando aquello que un día llamaron ética, moral, dignidad humana o sencillamente vergüenza. Nada, que usted no creería las cosas que suceden ante un molesto y duradero apagón cubano. Es por ello que nadie nunca sabe ciertamente… con el apagón… que cosas suceden…, que cosas suceden, con el apagón.