Blogroll

jueves, 27 de diciembre de 2012

¿Y por qué no?... todos tenemos un sueño.


El Sermón del monte: Las bienaventuranzas (Mateo 5:9): “Bien aventurados los pacificadores, porque ellos serán llamados hijos de Dios

Si el señor Martin Luther King junior, hoy fuera un opositor cubano… ¿cuál podría ser su mejor consejo y estrategia?
Todos tenemos un sueño, y es una realidad…, por lo tanto, esta modesta imaginería personal podría muy bien ser la versión cubanizada del magistral discurso con contenido cívico, social y universal de ¨He tenido un sueño¨ discurso de quien llevó hacia la victoria en lucha desigual a los pobres discriminados y vejados sectores de la población afroamericana de los Estados Unidos de Norte América y viera su luz el 28 de agosto de 1963, Dr. Martin Luther King Junior, bajo las premisas de las acciones cívicas y pacíficas no violentas.

Posible discurso:

La disidencia y oposición pacífica antitotalitaria está orgullosa de encabezar lo que será ante la historia, la mayor manifestación por la libertad en la memoria de nuestro país.
Hace más de cien años, un gran cubano, cuya simbólica sombra nos acompaña hoy, firmó la Proclama de la emancipación y el derecho de todos los cubanos a la libertad, justicia y fraternidad.
Este trascendental decreto significó como un gran rayo de luz y de esperanza para miles de esclavos negros, y blancos, chamuscados en las llamas de una marchita injusticia. Llegó como un precioso amanecer al final de una larga noche de cautiverio y vasallaje. Pero más de cien años después, la vida del negro y los cubanos blancos pobres y espoleados, es aún tristemente lacerada por las esposas de la injusticia y las cadenas de la discriminación, incluso, ante tantos cómplices extranjeros. Cien años después, los avasallados todos, vivimos en una isla solitaria, en medio de un inmenso océano de prosperidad material, solo para la cúpula gobernante y su abusiva oligarquía. Cien años después, los avasallados todos, todavía languidecemos en las esquinas de la sociedad cubana y nos encontramos desterrados en nuestra propia tierra. Hoy dramatizamos una condición vergonzosa.

En cierto sentido optamos por cobrar un cheque. Cuando los arquitectos de nuestra República escribieron las magníficas palabras de la Constitución y las Bases del Partido Revolucionario Cubano, firmaron un pagaré del que todos los cubanos habrán de ser herederos. Estos documentos eran la promesa de que a todos los hombres, les serían garantizados los inalienables derechos a la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad.
Es obvio hoy en día, que Cuba ha incumplido ese pagaré en lo que concierne a sus ciudadanos negros y blancos, pobres y avasallados todos. En lugar de honrar esta sagrada obligación, Cuba ha dado a los cubanos desposeídos, discriminados y expoliados, un cheque sin fondo, un cheque que ha sido devuelto con el sello de fondos insuficiente. Pero nos rehusamos a creer que el Banco de la justicia haya quebrado. Nos rehusamos creer que no haya fondos suficientes en las grandes bóvedas de las oportunidades de nuestro país. Por eso luchamos, para cobrar este cheque, el cheque que nos colmará de las riquezas de la libertad y de la seguridad de justicia. También luchamos para recordarle a Cuba la urgencia impetuosa del ahora.

Este no es el momento de tener el lujo de enfriarse o de tomar tranquilizantes de gradualismos, después de más de medio siglo de desigualdades, ventas de esperanzas falsas e incumplidas. Ahora es el momento de tener y de hacer cumplir las promesas de democracia, trocadas en un totalitarismo fiero y alevoso. Ahora es el momento de salir del oscuro y desolado valle de la segregación y el vasallaje, hacia el camino soleado de la justicia social. Ahora es el momento de hacer de la justicia una realidad para todos los hijos de Dios, ahora es el momento de sacar a nuestro país de las arenas movedizas de la injusticia social, hacia la roca sólida de la hermandad.

Sería fatal para la nación pasar por alto la urgencia del momento y no darle importancia a la decisión de los disidentes, opositores y pueblo en general. Este verano ardiente por el legítimo descontento de los sojuzgados no pasará hasta que haya un otoño vigorizante de libertad e igualdad.

El hoy no es un fin, si no un principio. Y quienes tienen la esperanza de que los espoleados necesitarán desahogarse y ya, se sentirán contentos, pero tendrán un rudo despertar si el país retorna a lo mismo de siempre.

No habrá ni descanso ni tranquilidad en Cuba, hasta que los cubanos discriminados se les garanticen sus derechos de ciudadanos. Los remolinos de la rebelión continuarán sacudiendo los cimientos de nuestra nación hasta que surja el esplendoroso día de la justicia.

Pero hay algo que los disidentes y opositores deben decir, a los que aguardan en el cálido umbral que conduce al palacio de la justicia.
Debemos evitar cometer actos injustos en el proceso de obtener el lugar que por derecho nos corresponde. No busquemos satisfacer nuestra sed de libertad bebiendo de la copa de la amargura y el odio. Debemos conducir para siempre nuestra lucha por el camino elevado de la dignidad y la disciplina. No debemos permitir que nuestra propuesta creativa degenere en violencia física. Una y otra vez debemos elevarnos a las majestuosas alturas donde se encuentra la fuerza física con la fuerza del alma. La maravillosa nueva militancia que ha envuelto la comunidad opositora no debe conducirnos a la desconfianza de la gente afecta e involucrada de cualquier forma con el totalitarismo, porque muchos de ellos como lo evidencia la experiencia, han llegado a comprender que su destino está unido al nuestro y su libertad está inextricablemente ligada a la nuestra. No podemos caminar solos. Y al hablar, debemos hacer la promesa de marchar siempre hacia adelante. No podemos volver atrás.

Hay quienes preguntan a los derechos defensores de los derechos civiles y humanos, ¿Cuándo quedarán satisfechos?
Nunca podremos estar satisfechos, cuando nuestros cuerpos fatigados de tanto trabajar no pueden alojarse en los moteles, hoteles y centros turísticos, al igual que la cúpula de poder, sus privilegiados y extranjeros, bajo su solvencia económica real, que nos sustrae de la explotación inicua, miserable y vil que nos atropella.

No podemos quedar satisfechos, mientras los avasallados padezcamos de las tortuosas normas de control de la migración interna y externa, discriminación de estancia y circulación en áreas poblacionales que son y deben ser derecho igual e inalienable de todos los cubanos. Nunca podremos estar satisfechos mientras exista un sistema de votación obviamente manipulado, en el cual descaradamente los avasallados e indefensos se ven obligados a entregar su derecho ciudadano de selección de las autoridades superiores a partidarios testaferros, fieles del totalitarismo, que son los que siempre votan con parcialidad prevaricadora para que la misma cúpula y representantes del poder secuestrado mantengan eternamente sus privilegios. No, no, no estamos satisfechos y no quedaremos satisfechos hasta que ¨la justicia ruede como el agua y la rectitud como una poderosa corriente¨.

Sabemos de las grandes pruebas y tribulaciones de muchos de los luchadores de los derechos civiles y humanos. Algunos con las terribles huellas de las prisiones tétricas y atormentadoras, algunos de los buscadores de la libertad golpeados por las tormentas de la persecución y derribados por los vientos de la brutalidad policial. Muchos son los veteranos del sufrimiento creativo. Hay que continuar trabajando con la convicción de que el sufrimiento no es merecido, es emancipador.

Hay que enfocar con tesón la lucha en todos los barrios, ciudades y municipios, sabiendo que de alguna manera esta situación puede y será cambiada. No nos revolquemos en el valle de la desesperanza.
Hoy los opositores decimos, que a pesar de las dificultades del momento, tenemos un sueño. Es un sueño profundamente arraigado en el justo sueño por los derechos humanos y civiles. Soñamos que un día Cuba se levantará y vivirá el verdadero significado de su credo, recogido en la Constitución de que todos los hombres somos iguales ante la ley.

Soñamos que un día bajo el verdor de las palmas cubanísimas, los hijos de los partidarios del totalitarismo y de los opositores, luchadores por el establecimiento de la democracia, se puedan sentar juntos a la mesa de la hermandad.
Soñamos que un día, incluso en las provincias y municipios más abusivos y extremistas en su injusticia y opresión, se convertirá en un oasis de libertad y justicia. Soñamos que nuestros hijos vivirán en un país en el cual no serán juzgados con arbitrariedad y prepotencia por las discrepancias ideológicas y de conciencia, sino por los rasgos de su personalidad.

¡Hoy tenemos un sueño!
Soñamos que un día nuestro país, cuyo gobernante arroja frases de interposición, entre las posiciones ideológicas diferentes al totalitarismo, se convierta en un sitio donde los niños y niñas, hijos de los luchadores antagónicos, oposición y partidarios todos, caminen como hermanos y hermanas.

¡Hoy tenemos un sueño!
Soñamos que un día los valles serán cumbres y las colinas y montañas serán llanos, los sitios más escarpados serán nivelados y los torcidos enderezados y la Gloria de Dios será revelada y se unirá todo el género humano.

Esta es nuestra esperanza. Esta es la Fe con la cual nos elevaremos y alcanzaremos la victoria. Con esta fe podremos esculpir de la montaña de la desesperanza una piedra de esperanza. Con esta fe podremos trabajar juntos, rezar juntos, reír juntos, ir a la cárcel juntos, defender la libertad juntos, sabiendo que un día seremos libres.

Ese será el día cuando todos los hijos de Dios podrán cantar el himno con un nuevo significado,
¨Mi país es tuyo. Dulce tierra de libertad, a ti te canto. Tierra de libertad, donde nuestros antecesores murieron, tierra orgullo de los peregrinos, de cada costado de la montaña que repique la libertad.¨
¨Que la patria os contempla orgullosa¨. Y si Cuba ha de ser grande, esto tendrá que hacerse realidad.
Por eso, ¡Que repique la libertad desde la cúspide del Pico Turquino!

¡Qué repique la libertad desde las alturas de la Sierra Maestra!
¡Qué repique la libertad desde lo más elevado de la Sierra Cristal!
¡Qué repique la libertad desde las escarpadas Sierra de los Órganos!
De cada costado de la montaña, que repique la libertad”.

Cuando repique la libertad y la dejemos repicar en cada batey, en cada caserío, en cada municipio, en cada ciudad, podremos acelerar la llegada del día cuando todos los hijos de Dios, negros y blancos, judíos y cristianos, protestantes y católicos, puedan unir sus manos y cantar las palabras del viejo espiritual negro: “¡Libres al fin! ¡Libres al fin! Gracias a Dios Omnipotente, ¡somos libres al fin!... podemos soñar”

jueves, 1 de noviembre de 2012

Expedición de cayo Confites: Develando el cinismo castrista.

 A: Expedicionario Félix Enrique García Fuentes, conocido también como Félix Cepero, (15 de julio de 1920- 1 de sept. de 1955) mi padre.

Rafael Leónidas Trujillo (1891- 1961), a través del terror las manipulaciones y triquiñuelas se apoderó del poder en 1930 y lo retuvo hasta 1961 en que fue ajusticiado. El 22 de julio de 1947 Trujillo se enteró de los planes de invasión que contra él se planeaba desde territorio cubano e inicia una seria protesta por la vía diplomática contra el gobierno de Cuba. Semanas después, ante la inminente salida de los expedicionarios, Trujillo declaró: “Desde que el primer invasor pise tierra dominicana, comenzaremos a bombardear la ciudad de la Habana.”
 
Acostumbrado a presenciar tanto culto a la persona del defenestrado senil tirano, loas, servilismo real y emocional , absurdas mitologías revolucionarias hacia ese ser diabólico, ególatra por excelencia,  que nos ha arruinado la vida en lo individual,  familiar y como pueblo por más de medio siglo, siempre me llamó la atención, por ser hijo de uno de los expedicionarios  que apresaron en la intentona, el por qué la propaganda oficialista, creada para ser lacayuna, vil y miserable vocera del sistema arruinador del país y alabardera de ese siniestro personaje, apenas menciona su participación en la expedición de Cayo Confites en 1947.
Como es conocido, poco o nada conocen los jóvenes sobre esa fracasada intentona de verdadera solidaridad y humanismo, que pretendía liberar a la República Dominicana de la  terrible dictadura de Trujillo, preparando a algo más de mil hombres decididos a ayudar a liberar, democratizar y devolver al pueblo dominicano los derechos civiles y humanos conculcados por esa crápula.

En el año 1930, víspera de las elecciones que manipuladas bajo el terror lo llevaron al poder, llegó incluso a obligar a la renuncia de los únicos dos contendientes, y hasta la junta electoral tuvo que renunciar a sus funciones para ser sustituida por sus acólitos. En 1947, año de la fallida expedición, ya llevaba 16 años tiranizando como dueño celoso y severo del país, pero, también sacándolo del atolladero de la desorganización y de las deudas en que se encontraban, combinando la mano de seda con la criminal y corruptora, con el objetivo de la obtención de gloria vana que perece, y las riquezas que con la muerte abandonan algunos años después estos personajes, "porque del polvo venimos y hacia el polvo vamos "... sin nada.
En 1946 ya había organizado las estructuras militares, financieras, económicas y de sostenimiento de su régimen, entre otras institucionalizó la tortura, el asesinato de opositores, a los que perseguía incluso en el extranjero, muertes "naturales” en centros hospitalarios, auspiciados por médicos indignos, "accidentes" provocados, etc.
En ese propio año (1946) los obreros , agrupados en la Federación Local del Trabajo, fundado por el líder Mauricio Báez, hizo una huelga que duró más de una semana, obligando al gobierno a ceder ante las peticiones, pero, más tarde fueron perseguidos y asesinados muchos de ellos. En 1950 el líder Báez, que se encontraba en Cuba, misteriosamente desapareció sin dejar rastro. En un esfuerzo totalitarista de derecha, más bien de mafia organizada se desintegró a todos los sindicatos, obligándolos a reagruparse en una federación de trabajadores sumisa.
El dictador de largo turno amarró todas las riendas coercitivas, como déspota absoluto, dominando y aplastando la sociedad civil a su antojo, contando además con una fuerza servil y miserable de aduladores, delatores y oportunistas. Estableció la supremacía social en todo, beneficiando a los miembros de su partido político, el Partido Dominicano, en la práctica el único valedero, realmente fuerte y privilegiado. Gozó de una taimada relación con diversas denominaciones religiosas, en especial con la católica hasta mediados de los años 50, a la que subvencionó y de la cual recibía no pocas bendiciones, salvo individuales excepciones. Su ideología férreamente anticomunista, no le eximió de contar con una oposición internacional, que en esencia seguía los intereses políticos de E. U., como lo prueba el propio fracaso de la expedición de Cayo Confites.
La manipulación y robo del erario público, como gran depredador de las riquezas de la nación, político corrupto al fin, siempre fue notoria. Desde malgastar o despilfarrar en ególatras actividades públicas oficiales, como: "La Feria de la Paz y Confraternidad del Mundo Libre" festejando sus 25 años en el poder, gastando más de 30 millones de dólares y coronando también a su hija como Angelita I, cuyo vestido costó más de 80 mil dólares. Recordándonos la evocación de ese eufemismo cínico de: “Cuba, territorio libre de América”…

En su inmensa megalomanía adquirió uno de los barcos de recreo más lujosos de la época para su uso personal y familiar. En octubre de 1960 organizó, con motivo de su cumpleaños el desfile del millón, cuyo solo nombre puede dar una idea de los gastos realizados. El nombramiento en cargos oficiales y grados militares superiores de sus hermanos, hijos y otros familiares, como generalísimo (hermano también nombrado Presidente por dos años), generales, coroneles etc., era la práctica y lo normal.
Entre sus estrategias, para mantenerse en el poder y asegurar el dominio absoluto, sin competidores, ni líderes de simpatía popular, efectuaba frecuentes rotaciones de los cargos de su personal de confianza, lo que los inhibía en el desarrollo. Ejercía el control a través del miedo, el clientelismo y cuanto método sucio estimaba conveniente. Estableció el monopolio de Estado sobre todas las empresas importantes del país, manipulación de precios (a conveniencia) y malversación de los fondos. Bajo su gobierno hubo un bienestar económico favorable, pues su política se centraba en librar al país de deudas, promover la importación y fomentar la producción nacional. De 1945 en adelante se dedicó a la industrialización exitosa del país, al punto que en 10 años la había cuadriplicado.
En 1946 estableció una especie de ley contra la vagancia, pues debido a los bajos precios y salarios, fundamentalmente en la industria azucarera, de la que se había apoderado en un 60 %, era manifiesta la ausencia laboral. Dicha ley facultaba a la policía a hostigar a los ausentes hasta en sus viviendas. Se calcula en más de 100 sus grandes empresas, por lo que estaba catalogado como uno de los hombres más ricos de su época. Las numerosas y lujosas residencias, aun hoy, como castillos siniestros del Drácula de su pueblo que fue, se dejan ver entre las ruinas de su egolatría. Durante sus 30 años de tiranía, se calculan aproximadamente unos 50 mil asesinatos, entre los que se incluyen entre 20 y 30 mil haitianos, criminalmente masacrados.
En 1947 pagó toda la deuda externa existente y estableció el peso dominicano, sustituyendo al dólar que era el que circulaba. Preciosista en el poder, estableció la preponderancia de los miembros de su partido oficialista, (Partido Dominicano) no solo para recibir beneficios priorizados de todo tipo, como empleos, ayudas etc., sino que su carnet era requisito indispensable para viajar al extranjero, es decir, estableció una especie de control migratorio selectivo de los adultos, obstaculizando o impidiendo a los no simpatizantes sus derechos. Para colmo, institucionalizó un letrero que debía ponerse en la parte frontal de cada vivienda de sus simpatizantes en que decía: "En esta casa manda el Jefe"
Usaba el deporte nacional (el béisbol), como gancho para sus fines electorales, participando y apoyándolo, en busca de simpatías políticas. El beneficio especial y la paga generosa a todas las fuerzas armadas, policiales etc. las utilizó como brazos corruptos que le garantizaban su permanencia en el poder, que fue una práctica al uso. El terror establecido fue tal, que lo natural era que ante su presencia, aun sus partidarios destilaran terror manifiesto.
Aunque Trujillo dio una mayor estabilidad y prosperidad sin precedente, esto tuvo un gran costo, no solo en vidas y dolor para su pueblo, sino, en la pérdida de los derechos y libertades civiles, políticas y sociales, acaparando la mayor parte de las riquezas del país en sus manos y las de sus familiares. Debido al rechazo inevitable que la mayoría de la población sentía, y en especial las nuevas generaciones tienen contra esa oscura y maquiavélica era, no se aceptaba la idea de establecer un proyecto museable sobre Trujillo, venciendo al fin, con gran inteligencia en el 2011 el proyecto denominado "Museo de la Resistencia Dominicana” que muestra la opulencia y cinismo del dictador y su tétrica era.
Dicho proyecto no solo podría resarcir en algo el daño económico, la memoria histórica y etc., sino, brindar una enseñanza práctica y sabia sobre lo dañino, incosteable, perverso y criminal que significa todo ejercicio violento del poder, pero en especial, las ambiciones desmedidas, sus indecoros. Pues la practica al uso de los siempre miserables dictadores es que, ofrecen lo que no cumplen y hacen lo que no dicen.

Carlos Bárbaro García Ocampo.

Expedición de cayo Confites II: Siniestro epilogo castrista.

A: Eloy Gutiérrez Menoyo, siempre grande.
A: Carlos, su hermano, expedicionario de cayo Confites y asaltante al Palacio Presidencial.
Porque honrar honra.

Si algún historiador honesto hiciera un análisis comparativo entre el daño social, económico y político ocasionado a sus respectivos países por ambos dictadores, Trujillo y Castro, observaría que el segundo hizo una copia magnificada en casi todos los aspectos repudiables, y que multiplicándose por 100 los daños y traumas nacionales, quedarían cortos. Quien de una forma prematura siempre acarició la codicia impura del poder, la gloria, las riquezas, llevando incluso, 6 años posteriores de la gesta frustrada de cayo Confites a los jóvenes idealistas al asalto de dos fortalezas militares, enarbolando la bandera del nacionalismo, la democracia y el amor por la Justicia social, los cuales en la historia quedaron traicionados, por quien encubierto tras las aspiraciones negras y despreciables del socialismo, no hizo más que copiar impúdicamente los métodos básicos del mismo que intentaba derrocar 12 años antes, es decir, a Trujillo. Es por ello que esta página histórica de cayo Confites ha sido más conveniente mantenerla olvidada.

Analizando en voz alta.

  • En una combinación macabra de nación conquistada y como a coloniaje sometida, implantando por un lado el terror del fusilamiento masivo, apoyándose en los dos principales brazos ejecutores, Raúl y Guevara de quienes se calcula firmaron más de 1500 ejecuciones y por obra, la destrucción y socavamiento total y absurdo de todo el sistema socio-político y legal, incluyendo todo el andamiaje de la sociedad civil, en la que el pueblo pudiera resguardarse. Mientras que simultáneamente establecía todo un sistema de debilitamiento y destrucción de las clases vivas de la nación.
  • Aplastó todos los sindicatos libres, creando una organización falsamente independiente que nunca respondió a los intereses obreros, la C.T.C.R. Central de Trabajadores de Cuba (Revolucionaria)
  • Defenestró o mediatizó a los líderes naturales, haciéndolos verdaderamente títeres de sus intereses corruptos y de prepotencia.
  • Creó en sustitución de todo lo anterior un conjunto de instituciones civiles, a las que denominó no gubernamentales, pero que son en la práctica totalmente partes del gobierno, que han sido y son solo multiplicidad de los brazos del pulpo, como son las relativas a vigilancias, control, apoyo y sostenimiento de todos los intereses, además de las políticas, paramilitares y las porras violentas, agresivas, punitivas al estilo mafias autorizadas, como la banda 42 que apoyaba a Trujillo.
  • Establecimiento y manipulación de un sistema electoral que, ni es ni se parece al democrático, en que cada ciudadano en lugar de poder votar por su presidente, se ve obligado a votar por un partidario probadamente sometido, que monopoliza en sí mismo el poder ciudadano, es decir la soberanía. Un intermediario testaferro que claramente siempre refrendara el voto a favor del permanente tirano. Para tomar un ejemplo, durante la campaña electoral, Trujillo utilizó el ejército para desatar todo tipo de represión, obligando así a sus contrincantes a retirarse de la contienda electoral. Durante el proceso electoral se arrojaron los siguientes resultados: Una cantidad de votos superior al censo de población votante, evidenciándose así toscamente el fraude electoral y el triunfo del único candidato: Rafael Leónidas Trujillo Molina, que se consolidaba realmente como dictador. Trujillo impedía la participación de los contendientes principales a nivel nacional, Castro, que controla con todos sus secuaces el sistema electoral impuesto, los impide desde la base.
  • Aplastamiento cruel y total de la sociedad civil, quedando el pueblo indefenso ante el poder arrollador del gobierno despótico, que se manifiesta como representante solo del pueblo servil y aterrorizado, denominado “revolucionario”.
  • Empobrecimiento y endeudamiento increíble, como con saña premeditada, (más de 30,000 millones), como colonialista de su propio país.
  • Debilitamiento de la moneda nacional que recibió a la par del dólar en 1959, llevándola al irrisorio valor de 5 centavos dólar. Y un salario básico de $80.00 mensuales, cuya promesa fue elevarlo, reduciéndolo a $20.00 en la actualidad. ¡Surrealismo puro!
  • Mientras Trujillo sustituyó el dólar por el peso como moneda nacional, Castro estableció una moneda cazadora del dólar, que circula paralela al peso, y que es una evidente muestra de la desigualdad del cubano, pues no paga con ella, ni es accesible a las mayorías.
  • La tortura física y psicológica, siempre negada como en la era de Trujillo, pero real… el asesinato, mayoritariamente por juicios amañados y prejuzgados, las persecuciones, muertes sospechosas en hospitales, cárceles, accidentes en el extranjero, fusilamientos, guerras como satélite de su metrópoli soviética, desaparecidos, ahogados por huir de tanto maleficio etc., podría superar los 200 mil, es decir 150 mil más que Trujillo y la tragedia nacional sin haber terminado.
  • Mediante años estableció un control migratorio criminal de lesa humanidad, separando a miles de familias, mientras que Trujillo solo controlaba o dificultaba mediante la posesión o no del carnet del Partido Dominicano a los opositores.
  • En la actualidad Castro, a fuerza de tanta denuncia nacional e internacional, y obvia debilidad ante el pueblo en ebullición, ha establecido una reforma mediocremente amañada, que no es más que la que empleaba Trujillo, es decir, dificultarle a los opositores y a quienes estime pertinente la emigración, otra burla irrespetuosa, como lo es el derecho a comprar solamente casas y carros destartalados, como si el pueblo estuviera integrado por seres despreciables o dignos para ser discriminados. Pero como nos dijo Martí: Ni hombres ni pueblos serán respetados, si no se dan a respetar.
  • La manipulación y el robo del erario público es y ha sido tan despilfarrante y encubierto, que nunca el pueblo sabe el monto de las fechorías cometidas, al punto que las informaciones especializadas cuando se refieren a las riquezas y propiedades de los Castro las ubican entre las mayores del mundo, como las de Trujillo en su época.
  • Lo anterior no los limita en los exagerados gastos en que se exacerbe la egolatría, como festivales y congresos realizados en Cuba, competencias deportivas etc., sin importarles la macro-deuda, ni la hambruna social generalizada, nunca antes existente. La enorme cantidad de gastos en yates, viviendas de lujo, carros, viajes, alimentos y vinos extremadamente caros etc., de toda la familia y secuaces, es un horrorizante lastre de una nación en bancarrota, mientras el pueblo en su hambruna es peor que paria en su propia tierra.
  • Monopolio total del estado sobre las riquezas, que al estar centralizadas en manos egolátricas, se concentran en la nueva oligarquía, siendo abundantemente entregadas como preseas políticas, pagos de servicios a compinches internacionales, en forma de centrales azucareros, hospitales, clínicas etc. disfrutes de bacanales vacaciones familiares, servicios médicos gratuitos a personalidades y familiares de interés especial.
  • Destrucción de la capacidad industrial en general, pero más desastrosamente deplorable en la primera industria, la azucarera, probadamente exitosa por más de dos siglos, en que de exportador de clase mundial fue convertido en importador, contrariamente a Trujillo.
  • Establecimiento de la ley de la vagancia, en un país en que a los opositores se les niega el trabajo, para de esta forma obligarlos a una variante de esclavitud o provocarle una causa predelictiva, con lo que se enmascaran muchos presos políticos como si fueran comunes.
  • Los privilegios de los que poseen el carnet del único partido político, al igual que en los métodos de Trujillo con su Partido Dominicano, son bochornosos, para un gobierno que ofreció igualdad no ganada con votos, sino con muertos. ¡Justicia social de que!
  • El temor que provoca en sus propios partidarios es tan ostensibles, como en el caso de Trujillo, que hasta ministros y viceministros dan la impresión, en llamadas de atención públicas, de que huelen a excreción. El letrero “Esta es tu casa Fidel” es una burda copia de “En esta casa manda el jefe”, que a su vez son monumentos al culto a la personalidad.
  • Al igual que Trujillo ha creado, buscando simpatías políticas y justificaciones a tanto desmadre, actividades emblemáticas, como la educación y salud “gratis” que el pueblo paga con creces, con sudor, con sangre y lagrimas. Como a la caperucita roja,… para comernos mejor. Las frecuentes rotaciones del cargo de casi todos los seguidores principales, es una clara medida de la copia del método de Trujillo, algunos desaparecidos y otros impulsados a alejarse.
  • La eficiencia efectiva ha sido solo en el terror y la represión. En todo lo demás ha sido efectista deficiente que literalmente hundió la isla en el mar como tantas veces lo pronosticó. Ha sido un copiador eficiente de todo lo maligno del estalinismo global, maquiavélico, Trujillo etc.

Si ese señor una vez se alistó para derrocar a un dictador que llevaba 16 años en el poder como Trujillo, o a un Fulgencio Batista por no respetar las reglas democráticas, hoy, cuando después de 53 años aun se mantiene en el poder, con procedimientos anti populares, antidemocráticos y manipulaciones, hoy, sin pudor apoya otras dictaduras más sangrientas, con más de 40 años como la de Siria, o las ya derrocadas de Saddan Hussein, Gadafi etc. Se ha dicho que el poder corrompe y que el poder absoluto corrompe absolutamente, pues esto lo demuestra.

Resumen:
Cuando a estas alturas de la debacle de un país conducido a la miseria, el hambre, la desesperación de la vida, la prostitución social, por necesidades de subsistencia colectiva etc., aterrorizado por el sufrimiento, el apaleamiento de los gamberros y turbas violentas, por el solo hecho de disentir pacíficamente de tanto horror y desvergüenza, de quienes mintieron y mienten, y todavía se empeñan en mantener el poder cueste lo que cueste, analizar, comparar y rememorizar, persigue solo el objetivo de fortalecer la conciencia colectiva, para que el triste pasado no vuelva a repetirse. “Los pueblos tienen mala memoria” alguien dijo y es necesario refrescársela permanentemente.

Mencionar los métodos, desenmascarar las mentiras, los cinismos etc. de quien fuera el tirano mayor, y que a la ahora de su extensión nos deja, su amarga continuación, designado en el cargo por el mismo método marrullero, cómplice y responsable en toda la tragedia nacional, su mano ejecutiva en tanta arbitrariedad y crimen, no persigue revivir a quien ya es un muerto doble, político y físico, sino, educar para el futuro, que alzándose sobre esta experiencia hecatombita, nunca más permitan los errores repetidos por este infeliz pueblo, que ha alcanzado el nada envidiable desmerito del Récor Guiness a la pasividad y la paciencia, del soporte de la dictadura más larga de América.

Revolución no es un giro de 360 grados en más de medio siglo de estatismo ruin y penoso, revolución es democracia en movimiento permanente, y sigilosamente vigilancia y perfeccionamiento por parte del pueblo, único y verdadero soberano, que no necesita intermediarios para ejercer su voto, su soberanía, la ejerce por medio de todas sus instituciones, pero en especial las que fortalecen la sociedad civil, que son las que ayudan a que el pueblo ejerza su poder, mire hacia arriba, como contrapartida de las gubernamentales, que en general tienen la tendencia a mirar a un lado, a monopolizar, a ver por encima del hombro del pueblo, y a depredar el poder y el erario público que siempre dicen defender, pero además, a presionar para que el pueblo mire hacia abajo.

Es por ello que el fortalecimiento de la emergente sociedad civil es fuente de pesadillas e insomnio para el actual régimen, cuya prioridad fue destruirla desde 1959, al igual que lo hizo Trujillo. No sé si la humanidad… pero si sé que el pueblo cubano ha dicho basta… y ha echado a andar.

Notas sobre Trujillo, tomadas de Wikipedía libre, videos y otras informaciones en internet… ese otro detalle, que adrede y sin ya ningún enmascaramiento le continúan negando al pueblo cubano.
Carlos Bárbaro García Ocampo.



jueves, 25 de octubre de 2012

Dos tristes tigres.

 La Habana, Guatao, octubre de 2012. Joisy García Martínez.

Por la importancia económica que representa para el gobierno cubano y en sentido general debido a la dependencia petrolífera existente en nuestro país, todos vimos y seguimos en la televisión cubana las informaciones que con carácter parcializado, y los siempre filtrados detalles que ocurrieron recientemente en Venezuela. Nunca nadie supo en Cuba cual fue el proyecto social, económico y político del líder y candidato opositor Henrique Capriles. Su plataforma política, por el momento será todo un enigma para la mayoría de los cubanos. Podría asegurar personalmente, que si se me acercara a mi lado el candidato opositor y me dijera el demócrata: “Soy yo, Enrique Capriles, el candidato presidencial venezolano, no me conocen” mis cejas se elevaría al cielo y de entre mis labios saldría solamente un gesto, un sonido… que aproximadamente oiríamos así… schsss.

La legitimidad que le han otorgado los ciudadanos venezolanos al nuevo líder, con más de 6.42 millones de votos logrados a su favor en las urnas, no se los puede negar nadie. Sin lugar a dudas Capriles a movido estratégicamente el fichero… y puesto en jaque, casi en mate al chavismo. El socialismo del siglo XXI casi es noqueado por la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), una alianza estratégica que reúne a la mayor parte de los partidos políticos de oposición en ese país. Nunca podremos calcular cuantas libras de uñas deben haber devorado por esos días sus adversarios políticos y dependientes económicos.

Rolando Segura, un reportero cubano que desde hace años trabaja para la cadena estatal TELESUR, nos mostro a través de pequeñas crónicas retransmitidas por el canal seis de la Televisión cubana, el entusiasmo con que una multitud de personas que marchaban en caravanas de carros agitaban banderas venezolanas, transportes repletos con personas entusiasmadas… iban apretando los claxon y agitando banderas hacia las urnas. Siendo honesto y sin que me quede nada por dentro, no había visto tanto frenesí electoral en un reportero cubano desde hace años, pues él y todos nosotros conocemos que en Cuba los ciudadanos solamente elegimos a un delegado zonal, es decir, de circunscripción, que mayoritariamente representa y justifica al poder, no teniendo poder político y económico para resolver nada sustancial a su electorado.

Después de esta experiencia “electoral” con más o menos sus propios errores y alguna que otra desconfianza razonable, me he estado preguntando: ¿Cómo poderle explicar y pedirles más sacrificios a la juventud cubana, será que nunca tendremos un país normal? ¿Cuándo los cubanos podremos elegir directamente a nuestro presidente? Los derechos políticos nuestros siguen secuestrados, las futuras elecciones en Cuba continúan teniendo una asignatura pendiente que aprobar, que el mundo civilizado conoce y le llama democracia.

Elecciones de delegados a circunscripción en Guatao.

Me dejaron una citación con uno de mis vecinos, me han invitado a votar por un delegado zonal. Estoy consciente, y a nadie le quepa la menor duda de que pienso que los problemas políticos deben tener soluciones políticas, y es por ello que después de haber leído y analizado varios puntos de vista que me hicieran llegar algunos compatriotas con respecto a que política tomar (que hacer) ante las recientes elecciones en Cuba a candidatos de circunscripción, intenté ir al colegio electoral que se encontraba ubicado en Guatao para anular mi supuesto voto. Si decidía ir, iría vistiendo un pulóver blanco como símbolo de limpieza, cambio etc.… pero, confieso que no pude y me abstuve de participar, pues al ver delante de mis narices nuevamente las dos tristes biografías de los dos tristes tigres oficialistas, mi desmotivación electoral aumentó enormemente de peso.

Me he estado preguntando desde entonces: ¿Cómo conformarme con tan indolente y apática actitud asumida? Y fue de esta forma en que intenté buscar respuestas entre mis vecinos. Ninguna sorpresa, no era yo solo el desmotivado, el que no sentía que estaba representado, el que miraba con recelos los supuestos y lentos cambios en nuestro país. En nuestro barrio muchos fueron a votar por no “marcarse” porqué no fueran ellos los botados, pero de sus empleos, los que enriquecerían aun más la supuesta “Lista negra” existente o vallase a saber, pues el mayor y casi único empleador en nuestra comarca y país es el Gobierno, quien cuenta en cada barrio con fichadores y censuradores de la postura ideológica individual, algo que siguen llamando Comité de Defensa de la Revolución (CDR).

Las estadísticas de las supuestas elecciones nadie de los que consulté me las pudo mostrar y el desinterés colectivo al respecto me ha apartado ya de la búsqueda, lo que si pude comprobar, es que el mismo delegado que estaba “electo” de nombre Nelson fue quien… ganó. El regocijo y emoción electoral de los ciudadanos de Guatao no fueron expuestos por la televisión, los periodistas oficialistas no nos imprimieron ninguna imagen de alegría y euforia, nuestro grato recuerdo será ninguno. Desde ya, comienzo a hacerme una pregunta: ¿Cuál será la nueva política a seguir del delegado oficialista, para que nuestro poblado del Guatao no nos continúe mostrando más tiempo un basurero a la entrada y otro a la salida? Una sencilla pregunta para el triste tigre “elegido”,… pero bueno, que es una raya mas para un tigre. Primerita pregunta, para continuar comenzando y no oxidarnos ante tanta apatía generalizada que nos afecta psicológicamente a todos.

Rompiendo el silencio.


¿Por qué ya no se venden frituras en Guatao?
La Habana, Cuba, octubre de 2012.
Joisy García Martínez.

Recientemente conocimos que la sabrosa y condimentada fritura que vendía un cuentapropista en el portal de la cafetería de Guatao en La Lisa no se venderá mas por el momento, los altos impuestos establecidos y la exigencia desvergonzada de un inspector corrupto para que le pagaran 15 pesos diarios adicionales a su arca personal, dio motivos para que automáticamente el trabajador rompiera el contrato, según nos han informado fuentes que han preferido mantenerse en el anonimato.

Se dice que ciertos individuos aprovechando las situaciones eventuales que ocurren en las sociedades cerradas, especialmente donde la sociedad civil ha sido destruida, para desgracia e intranquilidad ciudadana, les atrae la idea de mantenerse cómplices ante un estado totalitario. Ellos no defienden ideologías, no tienen principios y como lagartijas su color constantemente cambia. Se trata simplemente de que se les permita desahogar sus problemas psicológicos para sus más inquietantes maldades, espiando, robando, humillando, mintiendo y violando los derechos elementales de los otros seres humanos a su alrededor. Los que al parecer no comprenden el mandato divino de: “Ama a tu prójimo como a ti mismo”.

Muchos estudiosos han escrito sobre el comportamiento de estas personas, se dice que estas almas sufren un desorden psicológico llamado “antisocial” o “psicópata” que no les permite vivir ni dejar vivir tranquila, honradamente y saludable a nadie. Una de las definiciones clínicas de este desorden en la personalidad podemos encontrarla en la American Psychiatric Association, Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders, IV Edicition.

De ella podemos tratar de resumir lo siguiente: “El fracaso de adaptarse a las normas sociales con respecto al comportamiento legal… tal como destruir propiedad, hostigar a los demás, robar o seguir ocupaciones ilegales. Gente con este desorden no le da importancia a los deseos, derechos o sentimientos de los demás. Son frecuentemente fraudulentos y manipuladores para poder alcanzar ganancia personal o placer… Pueden repetitivamente mentir, usar un alias, defraudar a los demás o fingir enfermedad… Pueden tener una arrogante e hinchada auto-valoración y pueden ser excesivamente dogmaticos, seguros de sí mismos y arrogantes, sin embargo, pueden proyectar un encanto locuaz y superficial y pueden llegar a ser bastante habladores y tener facilidad con la palabra”

Lo anterior puede deberse a la reclusión personal e indiscriminada de cuanto individuo sirva para cualquier objetivo a fines deplorables de algunas autoridades en el poder. Es ampliamente conocido que en cualquier país normal, la comunidad criminal está sobre dimensionada y que todo lo que se ha intentado hacer en maratón en nuestro país no ha servido. No creo que intentando más cosas emergentes funcionen bien. ¿Sera por todo esto que quisiera que mi hijo Diego estudiara psiquiatría? Quien sabe y quizás descubra el síndrome de la libertad de expresión que padecemos, y yo sea su primer paciente, o indisciplinado conejillo de indias a sentarlo y analizarlo amarrado a un butacón. Bueno… Algo en que si muchos concordaremos, y debe quedar bien claro es que contra la corrupción y el abuzo nadie debiera callar. No nos cansemos de denunciar las injusticias, empoderémonos como ciudadanos y sigamos rompiendo el silencio.

jueves, 18 de octubre de 2012

Crítica a nuestros críticos.

La Habana, Cuba, septiembre de 2012. Joisy García Martínez.

Ningún régimen político Latinoamericano tuvo tantos éxitos, lamentablemente represivos, que los ocurridos y valientemente documentados por varios aspirantes a ciudadanos, periodistas independientes y miembros de la emergente sociedad civil en nuestro país. El gobierno cubano reprimió sin misericordia en los años 60 a sus detractores. Prisión, exilio y paredón son el legado de esos años “Revolucionarios”.

Todos podríamos concordar en que la oposición en Cuba es evidente e indiscutiblemente pacífica y difiere mucho de sus oponentes en el poder. Los que quizás por mandato azuzan el odio y tildan a la vilipendiada y hambrienta oposición de asalariados, no la conocen bien. Las figuras más importantes han sido apaleadas, reprimidas, hostigadas, difamadas y encarceladas. Muchos han enfermado de los nervios y otros han sido víctimas de escandalosos y no muy bien esclarecidos asesinatos. No existe dinero en el mundo –entiendo yo- que pague tanto sufrimiento familiar en todos los bandos. Muestra de ello es la reciente huelga de hambre, que gracias a Dios no tuvo lamentables consecuencias, de Marta Beatriz Roque Cabello.

Me comenta un amigo que durante los años 70´ debido a la represión existente eran tan pocos los movimientos políticos de oposición o sencillos detractores independientes que literalmente se necesitaba una lupa para encontrar un movimiento de este tipo en el país. Aseveró, que por supuesto siempre existieron figuras independientes que a pesar de la habitual reprimenda mantuvieron en alto su postura disidente. En los años 80´ y principalmente en los 90´, tomaron un nuevo auge los movimientos opositores, pero el gobierno los calificó de “grupúsculos contrarrevolucionarios y asalariados”, supongo que en parte tienen razón, son pequeños grupos, ya que el gobierno no desea que crezcan y cuando la política de dichos grupos se basa en una atractiva dirección para resolver la problemática más acuciante e innegablemente existente, son amenazados, reprimidos reiteradamente y hasta encarcelados.

-Me asegura- que notable fue la coalición que se creó el 10 de octubre de 1995, que 140 de estos grupos se unieron y crearon un frente común llamado Concilio Cubano, esencialmente su línea de trabajo se establecía en estar comprometido con un proceso de cambios pacíficos que se caracterizaba por ser respetuoso de las leyes y la constitución comunista vigente. De extraordinario categorizaría el esfuerzo de los compatriotas que trataron de romper en ese entonces el monopolio de la inexistente libertad de asociación.

Los disturbios acontecidos en la Habana el 5 de agosto de 1994 pude verlos recientemente, gracias a la colaboración de un amigo, son increíbles manifestaciones populares espontáneas, símbolo de lo que inevitablemente se avecina. Los motivos para este malestar generalizado se enriquecen como caldo de cultivo debido a la inoperancia en lo económico, social y político del sistema que lamentablemente terminará por estallar. La pérdida del miedo al Estado represor me lleva hacia la hipótesis de que en Cuba más temprano que tarde tendremos nuestra primavera caribeña u otoño isleño. Principalmente previsible por la irresponsabilidad de la normalización e irrespeto evidente por las propias leyes vigentes, al no cumplirse con los pocos milímetros de cordura que en ellas puede leer su ciudadanía.

No ha sido minimizado el deseo del Estado a reprimir. Principalmente, a quienes increíblemente obstaculizados pero a pesar de dificultades, sin empleos y a riesgos de sus propias familias, propagan sus ideas y divulgan por cualquier vía posible por estrecha que sea, sus criterios. Todo lo anterior, acompañado por la amenaza de que el tentetieso y la prisión sean el mejor reconocimiento ciudadano para los héroes, sencillamente por el atrevimiento de disentir sobre la situación del país.

Sin lugar a dudas, el sistema dictatorial está cambiando su estrategia, no porque ellos lo deseen, sino porque ya saben que no lo pueden impedir. El aumento de la violencia criminal es evidente, el auge de la corrupción está institucionalizado, lo anterior claramente que es dañino para todos y su máximo responsable es el que supuestamente menos lo precisa. Si analizamos a sangre fría todo lo que acontece a nuestro alrededor, les recomendaría a los que continuamente reprimen a nuestra gente, que ¡por favor! no lo sigan haciendo….. y se sumen al carro de los cambios democráticos que inevitablemente y para suerte de todos, aparecerán.



¿Elecciones, para qué?

Guatao, La Habana septiembre de 2012. Joisy García Martínez.
Unos vecinos míos del poblado El Guatao en La Lisa recientemente ironizaban con eso de las “elecciones” en Cuba y hasta uno de ellos se atrevía a apostar el dinero que valía su casa. El apostador, aseguraba que todo seguiría siendo igual y que saldría electo -para nuestro prolongado inmovilismo de más de 53 años- el máximo líder de la junta militar cubana Raúl Castro. Confieso que apostar no me sorprendió y que ya es muy común. Lo extraño es que todavía no comprendo por qué nadie le apostó en su contra, si vivimos en una democracia según medios oficialistas.
Para poder entender tal frustración tuve que viajar al pasado y analizar someramente a sus máximos líderes. Nadie pudo definir mejor a nuestro llamado “sistema electoral” que el joven rebelde y abogado Fidel Castro, cuando ante una multitud que enardecía su ego dictatorial por la década de los años 60 con gran franqueza y respeto por la democracia que se establecería, ante todos se preguntó, o vaya a saber si afirmó: “¿Elecciones, para qué?”. Reflexión que consideraría cualquier persona inteligente, como el prototipo del pensamiento de una monarquía absoluta y que al estudiarla unos años después a muchos nos recuerda aquella famosa frase de Luis XIV (1638 - 1715) cuando dijo: «L'État, c'est moi» («El Estado soy yo»)
Para cualquier persona curiosa que busque la verdad sobre el por qué en un país tanto tiempo una persona es auto erigida su dictador, sugeriría entonces que tendríamos que imprescindiblemente tratar de analizar el pensamiento de los máximos dirigentes de la prolongada “Revolución”, la cual, según palabras de su máximo dirigente hoy, “se necesita todavía institucionalizar”. Si nos basamos en que el pensamiento y raciocinio (positivo o negativo) de una persona no podrá ser escondido -para bien o para mal- todo el tiempo, la línea roja imaginaria que me trazo en mi cabeza es comenzar por lo acontecido políticamente en Cuba, en especial aquel 16 de junio de 1961, cuando se celebró el primero de los tres encuentros realizados en la Biblioteca nacional. Encuentro que Castro sostendría con los intelectuales cubanos con motivo de la polémica entre Lunes de Revolución, el ICAIC y otras instituciones culturales denominadas por los comunistas. Discurso que los medios registraron como “Palabras a los intelectuales”.
El segundo encuentro se realizó el 23 de junio, el tercero y último el día 30 de junio. El resultado de estos encuentros podemos definirlo con aquella acuñadora y nunca derogada frase puntualizante del caudillo “dentro de la Revolución, todo, contra la Revolución nada” palabras que por muchos años estremeciera los tímpanos de algunos y caracterizaría la política a seguir en los años venideros en nuestro país.
El 3 de septiembre pasado se inició en Cuba el llamado proceso electoral cubano, y según nos han informado los medios oficialistas más de 168 reuniones piloto han sido realizadas a lo largo y ancho de toda la isla caribeña. De acuerdo a la convocatoria divulgada por los comunistas y la autodenominada Comisión Nacional Electoral (CEN), esta primera etapa se desarrollará hasta el 29 de este mes. En el país, según estadísticas oficiales, están capacitados para votar unos 8,5 millones de ciudadanos, de un total de 11,2 millones de habitantes.
Lo que no han dicho ninguno de los medios oficialistas es que ninguno de ellos elegirá a su presidente directamente como la población querría, como demuestra una encuesta divulgada hace unos años por el grupo independiente Veritas que anima el periodista y bloguero Eugenio Leal.
Son divergentes los puntos de vista de los que como yo diferimos del sistema de partido único. Entiendo que la política debe ser ante todo el arte de convencer y no el de machucar, y es por ello que los políticos en mi modesto entender están en decadencia… al no tener un proyecto viable acorde a nuestros tiempos, que estimule los deseos acuciantes por resolver los verdaderos problemas que agobian a los ciudadanos de a pie y sin zapatos.
Al parecer por no reconocer los mandarines a sus homólogos políticos y por reprimirlos, incrustarlos en sus casas hasta la máxima expresión posible, es que casi ninguno se ha postulado ni cree en eso, a través de la historia política “Revolucionaria”, excepto algunos miembros de la emergente sociedad civil que al final se han dado cuenta del amplio periplo dictatorial y han desistido para desgracia de los que pudieran haberlos apoyado.
Como consecuencia de lo antes expuesto algunos disidentes han roto -hasta donde han podido- con el contrato social y por tanto en estas llamadas elecciones –sin contrincantes, partidos políticos ni opositores- solo interesaría mas, que no existiera dilación en la presentación de la información sobre la proporción de los votos en blanco y anulados. Está bien claro que si viviéramos en una democracia sería inaceptable la interferencia en poder ver todo sobre la compilación de los resultados, pues la democracia requiere la plena transparencia electoral y la rápida divulgación de los resultados.
Quizás el muerto político que todavía respira, en contraposición a esa cita apócrifa de Luis XIV, hoy se conforme y como el mismo Luis, comente antes de morir: «Je m'en vais, mais l'État demeurera toujours» («Me marcho, pero el Estado siempre permanecerá») ¿Elecciones, para qué?, el Estado soy yo.
www.criolloliberal,com
www.criolloliberal,blospot,com

Con el apagón… que cosas suceden.

 Guatao, La Habana, septiembre de 2012. Joisy García Martínez.
No es sorprendente que en mi barrio, que se encuentra ubicado muy cerca del Guatao en La Lisa, exista –en cualquier momento y a cualquier hora un corte eléctrico, y que el problema sea solucionado al próximo día, ya que los carros de la compañía eléctrica, que supuestamente resolverían el problema rápidamente, nunca aparecen a tiempo. Esto no tendría nada de particular, si tomamos en cuenta que yo vivo en la famosa Carretera de San Pedro, es decir en el campo…, en esas históricas tierras que en tiempos de antaño asesinaron al hijo de Mariana Grajales, Antonio Maceo, sitio que en épocas pasadas, por la rebeldía de los cubanos de aquellos tiempos y sus anécdotas manigüeras rebeldes nos llenaba de orgullo.

Los apagones forman desde hace años parte cotidiana de la vida de los cubanos, la llamada “revolución energética” que dirigió personalmente el coma-andante en jefe -como tantas otras cosas- nos la enviaron forzada desde por “allá arriba”. Ilusionados mis vecinos, en esos tiempos la mayoría cambiaron sus viejos pero resistentes venti-artefactos por unos chinos ventiladores que ya a todos se nos han roto. Yo personalmente, que tantos y tantos golpes e recibido, por eso de duda y espera, desconfiado como nos han obligado a ser deje en casa el mío, hoy doy gracias a Dios por haberme iluminado, nadie sabe lo resistentes que son a todos estos adversos fenómenos vivenciales, y la falta que nos hacen.

Recientemente tuvimos un señor #apagonazo, se dijo posteriormente que se extendió desde Camagüey hasta Pinar del Río. Pero nunca sabremos la respuesta adecuada a lo sucedido. No sé porqué en ese mismo instante me vino a la mente aquella ironía que circula desde hace unos años por la isla, es decir, un viejo chiste que dice: “Un día después de que los Estados Unidos decida levantar el embargo, el periódico Granma, Órgano Oficial del Partido Comunista de Cuba (PCC) en una extensa nota en su primera pagina titulará: “Nueva patraña y maniobra subversiva del Gobierno de los EEUU, en contubernio con disidentes asalariados al servicio del imperio… han decidido unilateralmente los enemigos de la revolución levantar el embargo.” Suerte que no ha sido por el momento el caso, sino, algunos de los presos no recluidos que andamos sueltos en toda la isla, pasaríamos a formar parte de los recluidos en las prisiones.

Lo curioso de cuando suceden estos apagones, es que a muchos falsos fieles de la mal llamada Revolución, a los mas vividores de toda esta sufrida historia, se les olvida la supuesta lealtad a sus reyes y mientras buscamos con que alumbrarnos, espantarnos los mosquitos y un poco de resignación, entre otras muchas maldiciones, determinadas personas mencionan hasta a la señora que trajo al mundo a algunos de los mandarines. Caso curioso el de tratar de mantenerse en dos aguas, una tan fría que hiela la sangre y una tan caliente que nos despelleja nuestro cuerpo lentamente, pero que la aguantamos, mostrando aquello que un día llamaron ética, moral, dignidad humana o sencillamente vergüenza. Nada, que usted no creería las cosas que suceden ante un molesto y duradero apagón cubano. Es por ello que nadie nunca sabe ciertamente… con el apagón… que cosas suceden…, que cosas suceden, con el apagón.




Blog Archive