jueves, 22 de septiembre de 2011

Quinquenio gris.


La Habana, Cuba, septiembre de 2011
Joisy García Martínez.

El pasado viernes 9 de septiembre se dieron cita en la calle 23 entre C y D en el Vedado capitalino, el Club de Escritores de Cuba, en su itinerario para ese día estaba la representación de la obra “Quinquenio Gris” del escritor y periodista Hugo Araña, la faena fue representada magníficamente y sin previos ensayos por los periodistas Víctor Manuel Domínguez y Lucas Grave, la misma encarnó una revisión atractiva de la historia contemporánea que refleja las vivencias de un sector marginado, reprimido y traumatizado de la población cubana por entre otras, su orientación sexual.

La década de los 70, período al que llamaron en el 1er Congreso de Educación y Cultura en el año 1971, el de la parametración, se comenta fue una cacería de brujas sin igual en la historia de Cuba.

Entre otros invitados y miembros del Club se encontraban presentes: Juan Antonio Madrazo Luna, Ana Luisa Rubio, Fernando Palacio, Hildebrando Chaviano, Manuel Cuesta Morúa, Guillermo Ordoñez y el expreso de la primavera negra y causa de los 75, Jorge Olivera.

Opinión:
Los cánones morales del mundo son establecidos por Dios, no por los políticos y mucho menos por los politiqueros que abundan tanto en este mundo. Todos los seres humanos somos iguales, con derecho a respeto e igualdad, pero la homosexualidad, está reprendida por El Creador, el que no se equivoca, por lo tanto es necesario un balance, muchas cosas en esta vida tienen que refrenarse, cada persona por sí, tiene que hacerlo. Muchos quisieran tener dos o más mujeres,  matrimonios de más de dos etc., e igual tienen que refrenarse.  
Está claro que si no lo hacen, el problema es espiritual, y que civilmente deben contar con derechos, protecciones legales, etc., es lo justo, pues construyen patrimonios juntos, que de no ser legalmente protegidos sufrirían innecesariamente discriminaciones y más. No nos corresponde a nosotros como seres humanos juzgar.
Matrimonio es solo entre hombre y mujer, lo demás puede legalizarse igual, pero con otro nombre, como único consensual legal u otro. Generación por generación la humanidad muchas veces se ha equivocado, ni todo el bien ni todo el mal que hagamos podrá afectar los mandatos de Dios.
Según comentan la directora del SENSEX Mariela Castro encabezara una investigación sobre los hechos ocurridos en el llamado quinquenio gris, sería de un indudable valor, para su llamada investigación (histórica), que se leyera la obra de Hugo Araña, la cual está basada según él nos expresara, en un personaje real.
Algunos opinan (y yo no la conozco) que Mariela Castro es otra vitrina castrista, pero esta vez, de peor calidad, aparece como una renacida Vilma, candorosa y dulce, mostrándose reformadora y reconocedora, dentro del macro sistema imperante, pero algunos la llaman burlonamente en la Isla princesita aburguesada.
Solo expreso criterios, sin pretender cambiar los de los demás y mucho menos intento quemar las naves de la sensatez y de la necesaria reconciliación democrática nacional.