Blogroll

martes, 25 de enero de 2011

Cuando el Río suena.


LA HABANA, Cuba, enero de 2011
Joisy García Martínez.

Los electores en Cuba no estamos acostumbrados a lo que hoy rumoran vecinos del Guatao, en el municipio capitalino de la Lisa. Asombrosos susurros vuelan ante los últimos y soterrados comentarios del barrio.
Comentan en nuestra comunidad que el recientemente elegido delegado de nombre Nelson, no continuará con el actual mandato a delegado de circunscripción.

Aunque la ley electoral en su artículo 11 expresa que los elegidos pueden ser revocados de sus cargos en cualquier momento, en la forma, por las causas y según el procedimiento que establece la ley, no es común ver como un delegado oficialista dimite.

La voz popular ya bautizó al nuevo delegado como “El hombre que vino sin lluvia” ya que al parecer la falta de agua en el pueblo -fue el detonante-, para que varios electores se presentaran en su casa exigiendo respuestas ante la ausencia del vital líquido.

Algunos vecinos defienden al delegado y comentan que es uno de los despedidos (quise decir disponibles) en su trabajo, lo cual afecta sus funciones como servidor público.

Según cuentan supuestos entendidos del barrio, esta dimisión podría traer como consecuencia la imposición oficialista (es decir desde arriba) de un emergente delegado, aunque esta tarea no será fácil, en momentos tan críticos que vive la comunidad con los problemas históricos del agua, el transporte, la recogida de basura y los insuficientes espacios recreativos y culturales.

Nuevas elecciones en el pueblo serian posibles si los ciudadanos y electores estuviéramos convencidos de exigir nuestros derechos ciudadanos, nuestro vital y emergente poder ciudadano. Es un nuevo reto para el desértico pueblito de las afueras de la capital, en el que me tocó vivir.   



2 comentarios:

Publicar un comentario

Blog Archive