Blogroll

miércoles, 3 de febrero de 2010

PROPIEDAD PRIVADA

La Habana, Cuba, enero de 2010

Lamentablemente la propiedad privada en mi país es insuficiente, al punto de no existir, si quisiera vender mi casa es contra la ley, si alguien adquirió un carro, con gran esfuerzo en diferentes zafras tampoco puede venderlo, pues no tienen traspaso. Si mañana descubro en el patio de mi casa un pozo de petróleo, sin dudas me enviarán con un respectivo diploma a vivir en un apartamento de microbrigada en San Agustín, si quisiera comerme una vaca aunque la hubiese criado desde chica, tampoco podría pues es mía, pero a la vez, no es mía, en fin es inimaginable lo que encierra la frase “es tuyo, pero no es tuyo”.

No se me ocurre un ejemplo más práctico que el de los torneros particulares, la rotura del viejo torno no es duradera, casi no paran y la mayoría de esos equipos eran de nuestros abuelos.

No hay nada más sano e inteligente, si existe alguna duda, que preguntarle a cualquier tornero (pregunten con discreción, no vayan a pensar que es inspector y le tiren alguna herramienta)

Otra verdadera muestra de que la propiedad privada funciona, es perceptible a diario, los antiguos camiones de la década del 50, que todavía conservan algunos particulares y que son de la época del llamado salvaje capitalismo, marchan perfectamente.

Estas viejas carrocerías no le dicen que no a sus dueños, ya que el debido mantenimiento siempre se efectúa y el cuidado es impecable a pesar del famoso bloqueo.

Cuántos ómnibus y diferentes marcas de ellos han pasado por el país en estos largos 50 años. Sin embargo, los camiones de los particulares siguen en pie de lucha, la última muestra de que, lo que es de todos no es de nadie, ya es visible en las puertas de los últimos ómnibus adquiridos en China y Rusia, si fueran propios cuánto durarían estos modernos autobuses.

Lo lamentable es, que se está utilizando el dinero que debería ser el progreso de todos, para arar en el mar.

Para hacer esta pequeña meditación no fue necesario consultar ninguna revista, ni ser universitario, ni un postgrado sobre la propiedad privada y mucho menos ser científico ó un moderno filósofo, solamente mirar lo que funciona en el mundo basta, la realidad la vemos todos los días, respeto otros puntos de vista, pero sugiero que no perdamos más tiempo, vivamos y prosperemos en el aspecto económico, ya yo saqué mis propias conclusiones, presentémosle nuestro precioso país a la señora economía de mercado, les aseguro que funciona.
joisygarcia@gmail.com

2 comentarios:

Publicar un comentario

Blog Archive